Lima, 24 de marzo de 2006

 
   
 

Cardenal Juan Luis Cipriani participó en Jornada de Reflexión y oración previa al Consistorio

Luego de la jornada de Oración y Reflexión sostenida entre Cardenales de todo el mundo con Benedicto XVI este jueves 23 en la víspera al Consistorio en el que serán creados 15 nuevos purpurados, el Cardenal Juan Luis Cipriani hizo hincapié en que es un «momento histórico» el que vive la Iglesia en la actualidad.

En declaraciones a “Radio Vaticano” el purpurado peruano destacó la presencia entre los nuevos cardenales del que fuera secretario del Siervo de Dios Juan Pablo II el Grande, (el actual Arzobispo de Cracovia y secretario personal de Karol Wojtyla durante más de 40 años, Stanislaw Dziwisz), y afirmó que uno de los regalos del Pontífice fallecido a la humanidad entera es, precisamente, el Papa Benedicto XVI.

El Colegio Cardenalicio se reunió este jueves en el Aula del Sínodo, en una Jornada de reflexión y oración ante los desafíos pastorales de la Iglesia universal en la actualidad. El Santo Padre hizo referencia, entre otros temas, «al tiempo litúrgico cuaresmal, llegado ya a la mitad de su camino, y la memoria de este jueves, Santo Toribio de Mogrovejo, modelo de pastor totalmente entregado al servicio del Evangelio».

Santo Toribio de Mogrovejo, segundo arzobispo de Lima, fue proclamado patrono del episcopado latinoamericano por Juan Pablo II en 1983.

Después de las palabras pronunciadas por el cardenal Angelo Sodano, Decano del Colegio Cardenalicio, el Papa agradeció a los purpurados por su participación en esta asamblea, que ha calificado como «oportunidad de transcurrir juntos un tiempo de oración y de reflexión con aquel espíritu de unidad y comunión que debe caracterizar toda reunión eclesial, en especial cuando se encuentran cuantos el Señor ha llamado a puestos de responsabilidad en su Iglesia».

Benedicto XVI ha expresado su deseo de que esta asamblea, aun abierta a otros temas, se dedique, «en primer lugar, a los interrogativos que se presentan cada vez más acerca de los obispos eméritos. A la cuestión planteada por Mons. Lefebvre y la reforma litúrgica querida por el Concilio Vaticano II y al diálogo entre Iglesia e Islam».

El cardenal Sodano ha evocado con afecto a los cuatro purpurados fallecidos desde el cónclave, hace un año. Es decir los cardenales Sin, Caprio, Sheffeczyk y Taofinu’u. Y ha recordado también que el Colegio Cardenalicio cuenta además con otro miembro menos, dado que el cardenal Ratzinger ha sido elevado a la Cátedra de Pedro. Referencia ésta que fue aplaudida por los cardenales, que saludaron con cariño al Pontífice.

Ésta ha sido la parte pública de la primera sesión de este encuentro, que ha proseguido a puertas cerradas.

 

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]