Lima, 28 de mayo de 2006

 
   
 

Monseñor Eguren efectuó invocación a la paz en semana previa a elecciones presidenciales

El Obispo Auxiliar de Lima, Monseñor José Antonio Eguren dirigió este domingo -fiesta de la Ascensión del Señor- una invocación a título personal para que prime la paz en el país y que los actos dolorosos de violencia cesen, en la semana previa a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

“Que el Señor conceda una semana de reflexión y que asistamos a un acto electoral donde demostremos amor y compromiso por el Perú”, agregó.

Ante un nutrido número de fieles congregados en la Basílica Catedral de Lima, Monseñor Eguren destacó este domingo que en la fiesta de las Ascensión del Señor, Cristo regresa al seno del Padre del cual había venido, retorna al Padre llevando nuestra Humanidad.

El obispo auxiliar de Lima invitó a todos los cristianos a que nuestras vidas tengan un horizonte de eternidad, aunque la búsqueda de ese horizonte no signifique desentendernos o preocuparnos tan sólo de los asuntos temporales.

La Misión de la iglesia y de la religión en el mundo no puede ser reducir la fe al ámbito de lo personal, de lo privado ó de la conciencia como algunos pretenden; sino que al contrario, la Iglesia tiene la misión de iluminar todas las esferas del ser humano a través de la fe que aporta la verdad.

El mandato otorgado por Jesucristo a los apóstoles de anunciar el evangelio a todas las criaturas es la razón de ser de la Iglesia. “La misión de la Iglesia es despertar el deseo del cielo, el deseo de evangelizar porque ese es el mandato otorgado por Cristo”, indicó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]