Lima, 05 de octubre de 2006

 
   
 

Cardenal Juan Luis Cipriani reivindica a Santo Toribio como el más grande de América

El Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, destacó hoy la necesidad de difundir lo que significó Santo Toribio de Mogrovejo, al recordar que es uno de los santos “más grandes de todo América, y el organizador de la iglesia latinoamericana durante 400 años”.

Así lo indicó hoy en la localidad de Mayorga antes de participar, junto al Arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez, en el acto de conmemoración del Cuarto Centenario de la muerte de Santo Toribio de Mogrovejo, quien fuera segundo arzobispo de Lima y nacido precisamente en ese pueblo vallisoletano en 1538.

Cientos de personas participaron en el homenaje al santo, que comenzó con una recepción al cardenal en el Ayuntamiento de Mayorga y continuó con diversos actos en la ermita de Santo Toribio.

Allí, el cardenal descubrió una placa conmemorativa del acto e hizo entrega de un recuerdo en plata peruana con motivo de este cuatrocientos aniversario.

El arzobispo de Valladolid regaló al pueblo de Mayorga una imagen de la Virgen de Nuestra Señora de la Evangelización, que le dieron en Lima cuando fue esta primavera a participar en algunos de los actos que organizaron para conmemorar al santo.

El Cardenal Juan Luis Cipriani destacó, en declaraciones a los periodistas, la importancia del santo, quien “necesita que se le conozca aún mucho más”, y explicó que ha comenzado una cátedra sobre Santo Toribio en la Facultad de Teología de la Pontificia de Lima, en la que están haciendo publicaciones para difundir la figura del santo.

“Recorrió todo, evangelizó sin parar, arregló muchas situaciones de injusticia con las gentes del lugar y estableció un catecismo en tres lenguas”, dijo el cardenal.

Explicó cómo se ha vivido esta efeméride en Lima, donde es Año Jubilar, y afirmó que se han movilizado a más de 10.000 personas para esta misión jubilar.

Conferencias, eucaristías, encuentros e incluso alguna peregrinación han sido algunas de las actividades que se han desarrollado este año en la provincia en recuerdo de Santo Toribio, quien durante sus 25 años como arzobispo de Lima (1581-1606) destacó como un infatigable misionero, un entusiasta organizador de la Iglesia en América y un denodado protector de la población indígena.

El 16 de noviembre, en la ermita de Santo Toribio, se celebrará la misa de clausura de los actos del Año Diocesano.

Santo Toribio murió a los 68 años en Zaña (Perú) el 23 de marzo de 1606, fue beatificado en 1679 por el Papa Inocencio XI, canonizado por Benedicto XIII en 1726 y proclamado patrono del Episcopado Iberoamericano por Juan Pablo II en 1983.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]