Lima, 10 de octubre de 2006

 
   
 

Cardenal Cipriani ofició una misa en la ermita de Santo Toribio de Mogrovejo en Mayorga

Mayorga conmemora desde el pasado mes de enero, con una amplia gama de actividades religiosas, culturales y lúdicas, el IV Centenario de la Glorificación de Santo Toribio Alfonso Mogrovejo, nacido en esta localidad vallisoletana un 16 de noviembre de 1538, siendo nombrado en 1579 Arzobispo de la capital del Perú, Lima, cargo que ocupó hasta el 23 de marzo de 1606, Jueves Santo, en que falleció en la localidad peruana de Saña cuando realizaba una visita pastoral.

La capital peruana, Lima, ha querido sumarse a la celebración de este IV Centenario de la Glorificación del que fue durante 27 años su Arzobispo con la visita el último jueves 05 de octubre a Mayorga de su actual cardenal y arzobispo, Juan Luis Cipriani.

En este día tan significativo para Mayorga, sus vecinos acudieron masivamente a la Plaza de España donde dieron un cordial recibimiento a tan alta dignidad eclesiástica, que estuvo acompañado por el arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez. También acudieron autoridades civiles, entre las que se hallaron el presidente de la Diputación de Valladolid, Ramiro Ruiz Medrano, el delegado territorial de la Junta, Jesús García Galván, el alcalde de Mayorga, Carlos Magdaleno, los diputados provinciales Javier Mazariegos y Elvira Nieto, y alcaldes de la comarca.

En el interior de la ermita, y al lado de las ya existentes de centenarios anteriores, fue descubierta una placa conmemorativa por el cardenal Juan Luis Cipriani, que señaló: «Como sucesor de Santo Toribio como arzobispo de Lima, no solo era para mí un deber sino también un deseo el visitar el lugar donde nació mi antecesor que ha dejado marcado un camino de santidad por toda Hispanoamérica».

Recuerdo

El cardenal peruano hizo entrega al alcalde de Mayorga de una placa de recuerdo con la imagen de Santo Toribio en plata peruana, mientras que el alcalde le regaló una cerámica con la fachada de la Ermita de Santo Toribio.

Por su parte, el arzobispo de Valladolid resaltó la figura de Santo Toribio y lo que significa como lazo de unión entre las dos diócesis, la de Valladolid y la de Lima, que queda reflejado con la visita del cardenal Juan Luis Cipriani. «Recibo como a un hermano a Juan Luis Cipriani, lo mismo que él hizo conmigo en mi reciente visita a Lima», dijo.

Con el templo abarrotado de feligreses se celebró una Misa concelebrada en la que tomaron parte el Cardenal Juan Luis Cipriani, el Arzobispo de Valladolid, Braulio Rodríguez, y diecisiete sacerdotes de la diócesis vallisoletana entre los que se encontraban el Vicario Episcopal de León, Antonio Trabajo y los dos de Mayorga, José María Gutiérrez y Jesús Manuel Nieto.

La mañana, tan llena de emociones para los mayorganos, finalizó en el Hotel “El Madrileño” con una comida en la que cerca de un centenar de comensales acompañaron a las autoridades.

Extraído de www.nortecastilla.es el 06 de octubre del 2006.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]