Lima, 15 de octubre de 2006

 
   
 

Ser cristiano es renunciar a lo que nos aleja de Jesucristo

“Todo los cristianos debemos preguntarnos qué es lo que nos impide entregarnos al Señor, qué es lo que en nuestras vidas impide que se cumpla la clara y explícita voluntad de Cristo”, expresó Monseñor Alberto Maraví, Canciller de la Arquidiócesis de Lima, durante la Misa dominical, celebrada en la Basílica Catedral de Lima este domingo 15 de octubre.

Durante su homilía, manifestó que el apego a los bienes materiales no es el único obstáculo que nos aleja del cumplimiento de la voluntad y del amor de Dios, y del prójimo, “sino también las ambiciones descontroladas, aquellas que son capaces de movernos a hacer cualquier cosa que queramos, así como el rechazo o rencor que sentimos hacia algunas personas”.

Afirmó que en nuestro interior debemos reconocer con total claridad aquello que nos impide ser totalmente cristianos, sin reserva de ningún tipo y de ninguna clase. “Hoy es cuando debemos ofrecer a Nuestro Señor, que vamos dejar todo aquello que nos distancia de su voluntad, porque ser cristiano es renunciar a todo aquello que nos aleja de Jesucristo”.

“Pidamos a Dios ser sabios y tener lo único e indispensable para salvarnos, sepamos aceptar en todo momento lo que el Señor quiere de nosotros, estemos dispuestos a entregar nuestras vidas sin reservas de ningún tipo a Cristo, renunciando con toda claridad a lo que nos aleja de Él, porque sólo este es el camino seguro para alcanzar la salvación”, concluyó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]