Lima, 28 de octubre de 2006

 
   
 

La vida no se toca, la vida es sagrada

El Cardenal Juan Luis Cipriani envió un mensaje enérgico en defensa de la vida ante los miles de devotos del Señor de los Milagros, quienes como cada 28 de octubre se congregaron desde muy temprano en los exteriores de la Iglesia de las Nazarenas para acompañar a la venerada imagen del Señor de los Milagros en su penúltimo recorrido procesional y día central de celebraciones.

“Que si hay una medicina que mata, que si un día antes, que si un día después, mentirosos, asesinos” expresó en su homilía el Cardenal Juan Luis Cipriani refiriéndose al enorme daño que causa a la sociedad la denominada “píldora del día siguiente” y exhortó a que todos aprendamos a respetar la vida desde el primer instante de su concepción.

“Recen por los sacerdotes porque ellos necesitan de la oración de su pueblo”

En otro momento de su homilía, el Arzobispo de Lima pidió al Señor de los Milagros que acompañe a los sacerdotes, que les de fuerzas suficientes para guiar juntos a la iglesia y que no hay mejor forma de apoyarlos haciendo que su pueblo rece por ellos, por su entrega a Cristo y para que sean fieles a este sagrado deber del sacerdocio.

Horas más tarde, en su programa semanal, “Diálogo de fe”, el Cardenal Cipriani señaló que nota que el pueblo está rezando más y dijo que se sentía conmovido porque ve que en las miles de personas que acompañaban a la imagen del Señor de los Milagros este sábado 28 hay una gran fe, pero -sobre todo- piedad y recogimiento interior.

“Conviértete y deja que el Señor de los Milagros toque la puerta de tu corazón”

El Arzobispo de Lima también se dirigió a los miles de devotos del Señor de los Milagros, al indicar que ahora que todos tienen la oportunidad de contemplar el rostro del Señor debemos buscar una auténtica conversión a través del sacramento de la reconciliación.

“No esperemos un milagro para cambiar de vida e iniciar una verdadera conversión, dejando de lado los vicios y el pecado, porque la gran mayoría viene con un corazón lleno de peticiones, lleno de angustias y problemas, pero si no abrimos nuestro corazón para que Jesús entre, el demonio seguirá ahí presente”, indicó.

“El mundo de hoy se aleja de la fe, habla de Dios, pero le falta creer en Él”

Finalmente, el Pastor de Lima sostuvo que Jesús esta aquí, entre nosotros, muriendo en cada Eucaristía; pero aún nos falta creer en Dios y que el Señor de los Milagros nos haga el milagro de renovar nuestra fe, para creer en Él y escuchar su palabra.

El Pastor de Lima aprovechó la ocasión para dar la bienvenida al Nuncio Apostólico en nuestro país, Monseñor Rino Passigato quien acababa de retornar de Roma donde estuvo con el Papa Benedicto XVI, y que este sábado 28 -como todos los años- acompañó a la venerada imagen del Señor de los Milagros.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]