Lima, 17 de setiembre de 2006

 
   
 

Es tiempo de dedicar mucho esfuerzo en la educación y en la fe

“Padres de familia y profesores no abandonen a los niños en manos de la televisión y del Internet, enséñenles, dedíquenles tiempo y acompáñenlos en esos primeros pasos de la fe; muéstrenles con el ejemplo que es una maravilla seguir a Cristo”, expresó el Arzobispo de Lima, durante la Misa Dominical realizada en la Basílica Catedral, que contó con la presencia de la Hermandad Infantil del Señor de los Milagros.

Durante su homilía, el Cardenal Juan Luis Cipriani invitó a los padres de familia a no estar tan tranquilos porque sino esos maestros anónimos, que están a veces en los medios de comunicación, en las conversaciones adultas y en tanta gente malvada, serán quienes maltraten a sus hijos.

”No lo permitamos, es tiempo de dedicar mucho esfuerzo en la educación y en la fe”, afirmó.

Pidió también que expliquen a sus hijos cómo los diez mandamientos ayudan a ser felices, enseñan a amar, y apartan de nuestra vida lo que nos crea odio, mentira, violencia y egoísmo. “Esa es la causa por la que Cristo se entrega a la Cruz”.

Manifestó que debíamos descubrir en la Cruz no el aspecto negativo, sino la causa de nuestro sufrimiento como fruto y testimonio de un amor. “Este amor a Dios, al prójimo y a mis deberes me lleva de la mano a tener que luchar contra la esclavitud del pecado y de la muerte”.

Señaló que el pecado es la causa de todos los problemas familiares, sociales, económicos, políticos; por eso desde pequeños debemos aprender a luchar para evitar el pecado.

Felicitó también al capellán Monseñor Pedro Hidalgo, por crear esta Hermandad Infantil del Señor de los Milagros, que permite que los padres transmitan la fe a sus hijos. “Esta imagen del Cristo crucificado nos lleva a la metodología de la catequesis de padres a hijos, del ejemplo y de la piedad sencilla”.

Acompañemos al Papa Benedicto XVI

Por otro lado, el Pastor de Lima, pidió a todos los fieles que acompañen el dolor del Papa Benedicto XVI al contemplar que sus palabras son mal interpretadas y que generan una reacción del todo inesperada e injustificada por parte de los musulmanes.

“Para Su Santidad es doloroso, porque él lo que busca es un diálogo en la verdad, en el respeto mutuo, así como sembrar la paz y el bien. No dejemos de acompañarlo, él es nuestro padre”, añadió.

Al concluir, señaló que el mundo de hoy pide que todos busquemos esos caminos de paz, pero sólo por el sendero de un respeto recíproco, que empieza por un diálogo sincero”.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]