Lima, 23 de setiembre de 2006

 
   
 

La Virgen María siempre está intercediendo por nosotros ante Jesús

“La Virgen María es la Madre de la Misericordia, es manifestación de amor que vence a la justicia”, expresó el Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani, durante la Santa Misa que celebró en la Parroquia Virgen de la Merced, en la zona de Mirones Bajo, en el Cercado de Lima.

El Pastor de Lima señaló que -a veces- la justicia trae consigo castigo, pleitos y discusiones, pero el amor pasa por encima de todo eso, y nos mueve -aunque tengamos la razón- a perdonar, comprender, ayudar y a olvidar nuestros problemas con los demás.

Manifestó que nuestra Madre Santa María, la Virgen de las Mercedes, es la abogada que está siempre al lado de su hijo Jesucristo diciéndole que nos perdone, a pesar de que tengamos pecados y dificultades.

“Aunque nuestros pecados sean enormes, el amor de María es mucho más grande. Ella siempre está intercediendo delante de Jesús, para que haga el milagro de nuestra vida y nos perdone en la confesión, pero también nos invita a todos nosotros a rezar el santo rosario”, añadió.

Afirmó –finalmente- que esta misericordia es la que necesita el mundo y el barrio de Mirones Bajo, para comprender y perdonar, así como ayudar a nuestros semejantes no sólo con palabras sino con hechos.

Concelebraron junto con el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne; el Obispo Auxiliar de Lima, Monseñor Adriano Tomasi Travaglia, el Superior Provincial de la Orden de la Merced, Padre Juan Saavedra; el párroco Iván Gálvez León, OM; y un grupo de Vicarios Parroquiales.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]