Lima, 27 de abril de 2007

 
   
 

Santo Toribio de Mogrovejo: “Apóstol de singular magnitud”

En la Solemnidad de Santo Toribio de Mogrovejo, el Cardenal Juan Luis Cipriani celebró la Santa Misa en la Basílica Catedral, este viernes 27 de abril, con la presencia de varios obispos peruanos así como de las reliquias del segundo Arzobispo de Lima y Patrono del Episcopado Latinoamericano.

El Cardenal Juan Luis Cipriani manifestó que con San Toribio nos encontramos ante un apóstol de una singular magnitud. Su misión en la Iglesia se funda en una íntima y fiel comunión con Dios.

Señaló que debemos encomendarnos a este gran Santo para que la misión que nos corresponde a cada uno en la tierra esté enraizada en esa amistad con el Señor, llena de actos de cariño, entrega, sacrificio y amor.

Gobernar como Santo Toribio de Mogrovejo

Indicó que los pastores deben gobernar como Santo Toribio, con esa responsabilidad tremenda de no poder dormir tranquilos hasta que el último fiel de la diócesis tenga acceso a Dios.

“Cada sacerdote en la jurisdicción que le corresponde a cada uno como párroco y pastor, tampoco podrá dormir tranquilo hasta que el último fiel de la parroquia tenga alguna forma directa e inmediata de poder relacionarse con Dios a través de Jesucristo y de los sacramentos en la Iglesia”, añadió.

Manifestó que tanto obispos, sacerdotes, religiosos y fieles laicos, tenemos la tarea de ir a todo el mundo y descubrir la dimensión misionera, de ir siempre a más, no necesariamente a los que no están bautizados, sino de darles una novedad a los que ya lo están.

Comentó que Santo Toribio hace de su tarea misionera una preocupación constante por la necesidad de contar con seminaristas y sacerdotes. “El Papa Benedicto XVI, en la Jornada Mundial de las Vocaciones, que celebraremos este domingo 29 de abril, nos acaba de recordar que el cuidado de las vocaciones exige una constante educación para saber escuchar la voz de Dios”, dijo el Pastor del Lima.

Agregó que la escucha dócil y fiel sólo puede darse en una íntima comunión con Dios.

El Cardenal Cipriani afirmó que como Pastor de la Iglesia de Lima, Santo Toribio no medía su tarea por si el templo estaba lleno, sino por todas las almas que tiene encomendadas, que son muchas más que las que caben en un templo.

“Y ese cuerpo de la Iglesia tiene catequistas, sacerdotes, fieles laicos, obispos y toda la variedad para que esos carismas, vayan alimentando y dándole esa belleza a esa sinfonía que es la doctrina católica”, expresó.

También dijo que Santo Toribio a través del catecismo logró impulsar la evangelización desde fines del siglo XVI hasta fines del siglo XX. Son cuatrocientos años que esa unidad de la enseñanza del catecismo genera una identidad en la familia católica latinoamericana. En la actualidad, es el Compendio del Catecismo, tan querido por el Papa Benedicto XVI y por Juan Pablo II, y que la Iglesia Católica, en esa pedagogía maravillosa, ha iniciado a la fe a millones de almas con ese conocido catecismo.

El mensaje de Santo Toribio: “interesarnos por cada alma”

El Cardenal Cipriani resaltó que el gran mensaje que nos deja Santo Toribio de Mogrovejo es de “interesarnos por cada alma, es decir, de todas”.

Al concluir, el Arzobispo de Lima, pidió rezar por el Santo Padre, Benedicto XVI, principalmente por su próxima visita a Aparecida (Brasil), para inaugurar la Quinta Conferencia del Episcopado Latinoamericano, del 09 al 13 de mayo, para que sea un momento de comunión, de vibración y de actuación del Espíritu Santo en favor de la Iglesia en Latinoamérica.

Concelebraron en la Solemnidad de Santo Toribio junto al Cardenal Cipriani; el Nuncio Apostólico, Monseñor Rino Passigato; el Obispo Auxiliar de Lima, Monseñor Adriano Tomasi; el Obispo Castrense del Perú, Monseñor Salvador Piñeiro García-Calderón; el Obispo de Lurín, Monseñor Carlos García Camader; el Obispo de Ica, Monseñor Guido Breña; el Obispo Prelado de Juli (Puno), José María Ortega, y el Obispo Prelado Emérito de Juli, Monseñor Raymundo Revoredo. También asistieron los miembros del Cabildo Metropolitano de la Basílica Catedral de Lima y numerosos sacerdotes de la Arquidiócesis.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]