Lima, 29 de agosto de 2007

 
   
 

Doce parroquias de Lima unidas en Red contra violencia familiar

Actualmente en doce parroquias de la Arquidiócesis de Lima se viene desarrollando de manera exitosa, una Red Solidaria de ayuda contra la violencia familiar, a través de Módulos de Atención Integral, cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de las familias en zonas de alto riesgo social de la capital y con el fin de disminuir la violencia en los hogares.

Esta iniciativa del Arzobispado de Lima procura acercar ayuda profesional y especializada a través de un equipo multidisciplinario conformado por psicólogos, abogados, asistentes sociales, ofreciendo un servicio integral, con el propósito de ser una respuesta adecuada al fenómeno de la violencia en el hogar y buscando fortalecer los lazos afectivos en las personas que son víctimas de la violencia al interior de la familia.

Como parte de las actividades que llevan a cabo estos módulos, el último jueves 23 al viernes 24 se desarrolló un “Encuentro de Promotores de la Red Solidaria contra la violencia doméstica”, dentro del marco del proyecto financiado por el Fondo Italo-Peruano y ejecutado por el ICU (Istituto per la Cooperazione Universitaria), institución no gubernamental de Italia.

En dicha actividad, el Padre Jesús Mendoza, párroco de la Parroquia de Cocharcas, subrayó que gracias a la red solidaria, la Iglesia pudo acercarse a la problemática de quienes no frecuentan los sacramentos, ni acuden a la misa dominical; de quienes viven en zonas de violencia de las zonas pobres de Lima encontrando nuevas necesidades y ayudando a compartir el “pan de la esperanza” a través de profesionales capacitados.

Entre las particularidades de esta forma de asistencia, el Padre Mendoza destacó el llevar a cada persona a un proceso de inserción social a través de la familia. “Si queremos vivir con los demás, debemos aprender a vivir con los demás”, agregó.

Asimismo, en la segunda parte del encuentro, los promotores y público beneficiado del proyecto dieron testimonio de sus vivencias, destacando su deseo de continuar la tarea y revelando datos que las estadísticas aún no procesan por las dificultades de las zonas donde se viene trabajando como por ejemplo el incremento paulatino de suicidios en menores, la carencia de autoestima y casos de anorexia (aún aislados) en poblaciones de pocos recursos de Lima afectadas por el flajelo de la violencia familiar.

Por tal motivo, los promotores han sido capacitados de manera continua según las necesidades de su entorno inmediato. En el aspecto legal, por ejemplo, se pone énfasis en los mecanismos de defensa ante el maltrato en el hogar; mientras que el área psicológica se procura reforzar aspectos relacionados con la prevención y, según cada caso particular, en la autoestima.

Las labores destinadas a canalizar ayuda o derivar a dependencias más especializadas recaen en el área de asistencia social del Proyecto, coordinando su trabajo con hospitales o casas de refugio de la capital. 

Incluso, en la última semana, un grupo de especialistas que laboran en la Red Solidaria contra la violencia familiar a viajado a las zonas afectadas por el último terremoto en el sur chico para ofrecer ayuda especializada a los damnificados de este desastre natural.

En la actualidad, doce parroquias de la capital han implementado con éxito el sistema de ayuda de la Red Solidaria, dando espacio a los Módulos de Atención Integral. Para mayor información, puede visitar la página web de la Red: http://www.arzobispadodelima.org/contraviolenciafamiliar/ ó la sección Proyecto de Derechos Humanos en el website del Arzobispado de Lima.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]