Lima, 31 de agosto de 2007

 
   
 

“El Perú necesita a su Policía Nacional”

En la Fiesta de Santa Rosa de Lima, el Cardenal Juan Luis Cipriani exhortó a la familia policial a que siguiendo el ejemplo de su patrona –la primera Santa de América- debe estimular la fibra interior del deber cumplido y la misión asignada.

El Arzobispo de Lima señaló que con la presencia en nuestras calles de la policía, siempre tendremos la confianza de que hay alguien que va a cuidar el orden, que va a darnos una mano y va a colaborar con la sociedad.

Manifestó a los policías que a su institución debemos cuidarla con nuestra propia conducta, sabiendo vivir con dignidad, sabiendo cuidar las normas que tenemos; para que, de esa manera se pueda decir que la Policía tiene una estima personal, cuida su institución y a la sociedad”, añadió.

“Hay que estimular esa fibra interior del deber cumplido, de la misión asignada, de la fe que profesamos, del ejemplo que piden de nosotros y de la fidelidad en el matrimonio”, expresó el Pastor de Lima refiriéndose a la misión de la policía en la sociedad.

El Cardenal Cipriani reflexionó sobre la fortaleza que supone para el policía su propia familia, “Qué importante es el hogar donde nos formamos, cómo ayuda al policía la presencia de su esposa o esposo, en el caso del personal femenino, así como la presencia de sus hijos y de sus padres”.

“Tantas veces nos damos cuenta que el trabajo por su misma naturaleza nos pone al servicio del país, muchas veces lejos del hogar y con horarios que no hacen fácil la vida familiar. Por eso, nuestro homenaje y nuestra oración a la familia policial porque en esa unidad de la familia surgirá también esa fuerza interior no sólo de fe, sino de la familia”.

Santa Rosa hizo una revolución de santidad en el mundo

Por otro lado, el Cardenal Juan Luis Cipriani dijo que Santa Rosa de Lima, Patrona de América y de Filipinas, vivió 31 años, nunca salió de Lima, fue una mujer modesta y sencilla; y sin embargo, en pocos años su ejemplo de mujer buena se extendió no sólo en el Perú sino por todo el mundo, “Santa Rosa despide ese buen olor de Cristo”.

“Santa Rosa en esa humildad de su presencia humana y de su debilidad, ha hecho una revolución de santidad, es la primera Santa de América llevada a los altares por el clamor de toda la población que la conoció”, concluyó.

La Santa Misa en la Solemnidad de Santa Rosa de Lima contó con la presencia del Presidente de la República, Dr. Alan García Pérez; del Ministro del Interior, Dr. Luis Alva Castro; y del Director General de la Policía Nacional del Perú, General David Nicolás Rodríguez Segué, así como autoridades políticas y miembros de la Policía Nacional.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]