Lima, 10 de diciembre de 2007

 
   
 

“No hay mayor dignidad que servir al prójimo”

Con motivo de conmemorarse el 147o aniversario del Cuerpo General de Bomberos Voluntarios del Perú, el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne celebró la Santa Misa en la Basílica Catedral de Lima, este domingo 09 de diciembre donde destacó el trabajo de servicio que efectúan los bomberos y miembros del Centro Nacional de Voluntarios CENAVOL.

En su homilía, el Arzobispo de Lima expresó que a pesar de las dificultades que tiene el Cuerpo General de Bomberos Voluntarios, sus miembros arriesgan sus vidas, realizan trabajos de gran humanidad y su labor tiene una finalidad única que es el servicio.

También destacó el trabajo del voluntariado que conlleva la actividad de los bomberos. “Encender una luz de esperanza y solidaridad, es la labor de un voluntario; por eso, ser miembro del Cuerpo General de Bomberos es un honor para los jóvenes -hombres y mujeres- que se preparan para ayudar a los demás en los momentos más inesperados. Imploro a Dios por ustedes y les animo a seguir trabajando con esa disciplina y espíritu de servicio”.

“Yo he venido a servir, nos dice Jesús, no he venido a ser servido. Por eso, no descuidemos el desarrollo espiritual y el progreso ético-moral que es la única manera de desarrollar un país. Gracias a Dios, se ve en nuestra patria un desarrollo humano y no puramente material y consumista”.

En otro momento de su homilía, el Cardenal Cipriani agradeció el trabajo del Centro Nacional de Voluntarios (CENAVOL) que reúne a hombres y mujeres que en su gran mayoría acompañan a enfermos, ancianos, niños y a gente que pasa por tribulaciones, soledad, falta de salud o de acompañamiento. “A ellos doy mi gratitud por mantener vivo ese espíritu de colaboración”, señaló el Arzobispo de Lima.

Finalmente, el Pastor de Lima exhortó a las familias, estudiantes y jóvenes a no dejarse arrastrar por esa ola de consumo material que distorsiona el verdadero significado de la Navidad, cuyo mayor regalo es el nacimiento de Jesús; y, en consecuencia: el amor, la esperanza, la alegría, la unidad familiar y la preocupación por el prójimo.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]