Lima, 24 de diciembre de 2007

 
   
 

MENSAJE NAVIDAD 2007

En este día de Navidad recogemos las palabras de la Sagrada Escritura. San Lucas inspirado por el Espíritu Santo nos relata que José como era de la Casa de la familia de David subió desde Nazaret, Galilea a la ciudad de Belén. Y a Belén fue con María, su esposa, que estaba encinta y cuando estaba allí le llegó la hora del parto y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo recostó en un pesebre porque no había lugar para ellos en el aposento.

Esta es la imagen de lo que hoy ocurre, no queremos recordar, queremos volver a vivir como nos está animando el Papa Benedicto XVI; y en ese volver a vivir resalto tres aspectos en esta navidad:

En primer lugar, que María lo envolvió en pañales;
En segundo lugar, que lo recostó en un pesebre, y
En tercer lugar, que no había lugar para él en el aposento.

Puede ser que uno celebre la navidad mil veces, pero te pregunto ¿siquiera una vez, Jesús ha nacido de verdad en tu alma? ¿Jesús, para ti es un niño vivo? ¿Te atrae la sorpresa de tu amor, la alegría, el entusiasmo de ese amigo? ¿Es para ti un motivo de pedir perdón ver a ese niño que es Dios humilde y pobre? ¡Y nosotros tantas veces, soberbios orgullosos, ricos!

Hermanos, esta navidad es feliz porque nace un niño pobre que trae amor, no trae dinero ni poder; trae perdón y ha venido a perdonarnos. ¡Que esa luz de Belén ilumine tu alma, tu vida, tu familia y que realmente esta navidad sea una ocasión en que Jesús visite tu casa!.

Con gran cariño en nombre de Dios y como Pastor de la Arquidiócesis imparto la bendición para todas las familias. En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo.

¡Feliz Navidad para todos!

+ Juan Luis Cardenal Cipriani Thorne
Arzobispo de Lima y Primado del Perú

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]