Lima, 30 de julio de 2007

 
   
 

“Descubrimos en la Santa Misa dominical nuestra oración principal”

En la Santa Misa dominical, con ocasión de Fiestas Patrias, Monseñor Alberto Maraví, Canciller del Arzobispado de Lima pidió de manera especial para que el Perú sea una nación caracterizada por el amor a Dios y la caridad con el prójimo.

En su homilía, sostuvo que “el Señor busca establecer una relación cotidiana atenta a las necesidades más profundas de nosotros, sus criaturas”. En ese sentido, “la oración cristiana no es simplemente una continuación de una religiosidad natural, el cristiano ora al Dios Uno y Trino, conociéndose salvado por el hijo de Dios en Cristo”.

“El cristiano al rezar, confía en la misericordia de Dios. Hay tantos momentos para rezar; sin embargo, cumpliendo el mandamiento de santificar las fiestas, descubrimos en la Santa Misa dominical nuestra oración principal de cada semana, donde celebramos el misterio central de nuestra fe: la muerte y resurrección de nuestro Señor”, añadió.

Asimismo, Monseñor Maraví envió a los fieles congregados en la Basílica Catedral un cordial saludo de Fiestas Patrias de parte del Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, quien no pudo presidir la Santa Misa en la Catedral de Lima, al asistir a los actos de celebración de la independencia de nuestra patria del 29 de julio.

 

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]