Lima, 04 de junio de 2007

 
   
 

“Garanticemos con nuestra vida que conocemos a Dios”

En la Solemnidad de la Santísima Trinidad, el Cardenal Juan Luis Cipriani, celebró la Santa Misa en la Parroquia “María, Madre de Dios”, en la Urb. Miramar- San Miguel, el último domingo 3 de junio.

El Arzobispo de Lima señaló en su homilía que la humildad es la única puerta que nos permite acercarnos a Dios. “Si falta la humildad, falta todo”, dijo.

Indicó que la virtud de la humildad no es algo material que se compra en cualquier lado, es algo más de fondo que está en nuestra alma, en donde pocas veces entramos, y en cual el gran protagonista es el Espíritu Santo.

“Pidámosle a María que nos enseñe a vivir la humildad y que nos lleve por ese camino para poder entrar a estas maravillas del Señor”, añadió el Cardenal Cipriani.

Asimismo, manifestó que debemos pedirle a María que nos encienda más fuerte la divinidad de nuestra alma para encontrar ese tesoro de la Trinidad.

Animó a todos a buscar la santidad en ese algo divino que hay en todos los momentos humanos como son: la familia y el trabajo.

“Seamos testigos de Dios y garanticemos con nuestra vida, y no con nuestras palabras, que la gente pueda decir este o esta conoce a Dios”, concluyó el Pastor de Lima.

Concelebraron con el Cardenal Juan Luis Cipriani; Monseñor José Ignacio Alemany, Obispo Emérito de Chachapoyas, y otros sacerdotes de la Arquidiócesis de Lima.

Al término de la Santa Misa , el Arzobispo de Lima bendijo la puerta lateral y la reja del frontis de la parroquia.


   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]