Lima, 14 de marzo de 2007

 
   
 

Inauguran Año Académico en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima

Este miércoles 14 de marzo, el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne presidió la Santa Misa y el discurso inaugural con motivo del inicio del Año Académico de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima, en el distrito de Pueblo Libre.

En su homilía, el Cardenal Juan Luis Cipriani dijo que es muy importante que nos formemos una conciencia recta y qué mejor lugar que la Facultad de Teología para desarrollar no sólo la buena doctrina, sino también las virtudes humanas que influyen en los juicios de conciencia como la fortaleza, la justicia, la sinceridad, la prudencia y la templanza


“El Papa nos dice una y otra vez que existe un relativismo que destruye todo, entonces, ¿Cómo me puedo defender de esa tendencia ideológica donde todo es relativo?, pues si no nos formamos con una conciencia recta, estamos destruyendo el mensaje de Jesucristo”, expresó.

El Arzobispo de Lima, dijo a los estudiantes, que el relativismo llega por la falta de voluntad y que no nos deja participar unidos a Dios; es por eso que toda la formación que reciben en la facultad los ilumina con principios claros y fieles al servicio de la iglesia.

“Ahora todos dicen que la verdad no existe, simplemente existe el mundo de los signos, que si no hay una fotografía, un audio o un video, todo es falso, ¿Pero, que pasa si todo lo llevamos al mundo de los signos y al relativismo?, ¿Dónde queda la verdad, la sinceridad, la unión familiar?”, sostuvo.

Finalmente, el Pastor de Lima dijo que todo sería distinto si participáramos bien en cada eucaristía, con eso bastaría para cambiar el mundo.

Concelebraron junto al Cardenal, Monseñor Alberto Maraví, Canciller del Arzobispado de Lima y Monseñor Pedro Hidalgo, Rector de la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima.

Discurso Inaugural

El Arzobispo de Lima también tuvo a su cargo el discurso inaugural del año académico en la Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima donde señaló que el mundo se enfrenta al relativismo que nos aleja de Dios al igual que a la afectividad y al utilitarismo.

En el caso de la afectividad, señaló “usa nuestros pensamientos a través de todo lo que la globalización nos trae, pero, ¿qué pasa después de la efervescencia en la afectividad, de utilizar de mala manera nuestros pensamientos?. Pues viene la depresión, porque la afectividad se cansa y no puede ser permanente”.

Además, el utilitarismo no percibe la complejidad de la persona humana, pues para el utilitarista, el hombre utiliza su pensamiento con un máximo de placer y un mínimo de sacrificio.

Finalmente, el Cardenal Cipriani dijo que la afectividad, el utilitarismo y el relativismo intentan confundirnos de varias formas, pero está en nosotros hacer prevalecer su palabra y la misión que nos ha dado a cada uno.

 

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Reseña histórica de la arquidiócesis]
[Peregrinación por las Iglesias de Lima][Advocaciones y santos peruanos]
[Mensajes del Santo Padre al Perú][Enlaces]