Lima, 10 de mayo de 2007

 
   
 

Benedicto XVI tuvo multitudinario encuentro con los jóvenes

El Santo Padre comenzó la segunda jornada de su viaje apostólico a Brasil con la celebración de la Santa Misa en privado en la Capilla del Monasterio de Sao Bento de Sao Paulo.

A las 10,30 (15,30 de Roma), el Papa efectuó una visita de cortesía al presidente de la República, Luiz Inacio Lula da Silva, en el palacio dos Bandeirantes, residencia del Gobernador del Estado de Sao Paulo. El nombre del palacio se debe a los grupos de exploradores llegados en los siglos XVII y XVIII, llamados "Bandeirantes", que entre las forestas y los nuevos territorios de América Latina buscaban oro y diamantes.

De regreso al Monasterio de Sao Bento, a media mañana se reunió con los representantes de otras confesiones cristianas y de otras religiones presentes en Brasil.

Benedicto XVI almorzó con el presidente, el vice presidente y el secretario general de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, respectivamente los arzobispos Geraldo Lyrio Rocha, de Mariana; Luiz Soares Vieira, de Manaus y el obispo Dimas Lara Barbosa, auxiliar de San Sebastián de Río de Janeiro, y con los miembros de su séquito.

Papa con la juventud

Por la tarde, el Papa Benedicto XVI se encontró con miles de jóvenes en el Estadio Municipal de Pacaembu "Paulo Machado de Carvalho".

Unos 40.000 jóvenes, enviados por 204 diócesis brasileñas y de la Argentina, Uruguay, Chile, Paraguay, Perú, Honduras y México, asistieron esta tarde al encuentro con el Santo Padre.

Entre los seleccionados que vieron al Papa figuraron un grupo de 30 adolescentes de varios centros de reclusión de San Pablo, invitados por iniciativa de la Pastoral Católica del Menor, cuyo responsable es el padre Ovídio José Alves de Andrade.

También estuvieron presentes miles de personas en la plaza ubicada fuera del estadio, que pudieron observar el evento en una pantalla gigante.

Previo a la llegada del Papa, que fue recibido en la plaza Charles Müller, contigua al estadio, hubo momentos de oración, reflexión y presentación de grupos musicales católicos.

Tras las palabras de bienvenida a cargo del arzobispo de San Pablo, monseñor Odilo Scherer, Benedicto XVI fue presentado a los jóvenes por monseñor Eduardo Pinheiro, obispo auxiliar de Campo Grande y asesor de la CNBB para el Sector de la Juventud.

El encuentro contó con los siguientes momentos: Presentaron al Santo Padre la naturaleza brasilera, a través de dos cantos y una proyección de imágenes de diversos paisajes del país; Cinco jóvenes presentaron al Papa la realidad de la juventud en Brasil destacando los temas: Iglesia, educación, trabajo, exclusión social y trabajo de las ONGs que trabajan con los jóvenes; a través de una coreografía, se mostró al Santo Padre la belleza y la riqueza de la cultura brasilera, haciendo uso de la música y la danza; y luego se escuchó la Palabra de Dios y la palabra del Papa.

Por último, dos cantores católicos cantaron con los jóvenes presentes abriendo el momento de las preces y la bendición final. El lema del encuentro fue inspirado por el tema de la V Conferencia del Episcopado: “Joven, discípulo y misionero de Jesucristo”.

Finalmente, terminado el encuentro con lo jóvenes el Papa Benedicto XVI regresó al Monasterio de Sao Bento para cenar y pasar la noche.

Vatican Information Service/ Aica / http://www.visitadopapa.org.br

Para acceder al discurso completo del Papa Benedicto XVI puede ingresar aquí


   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]