Lima, 20 de mayo de 2007

 
   
 

Todos podemos ir al cielo siendo humildes y pidiendo perdón a Dios

El Rector del Seminario Mayor de Santo Toribio de Mogrovejo, Presbítero José Luis Méndez Jiménez, celebró la Santa Misa en la Basílica Catedral de Lima, este domingo 20 de mayo.

Durante su homilía el Padre Méndez manifestó que para entrar al cielo no debemos hacer cosas difíciles, raras o ser impecables. “Se puede entrar al cielo o alcanzar la eternidad, siendo humildes y pidiendo perdón a Cristo”, añadió.

Señaló que si para ganar el cielo dependiera de los frutos y méritos de nuestros propios actos, la desesperanza invadiría nuestro corazón porque para cada uno de nosotros sería inalcanzable.

“Pero como es un don regalado por Dios, todos podemos alcanzar la eternidad. Sólo basta con decirle sí a Cristo, así como permitir que la obra de la gracia nos cambie y nos transforme, y corresponder con nuestra libertad a este don absolutamente gratuito de Dios”, agregó.

Indicó que podemos vivir con esa esperanza de que el cielo se nos ha abierto en su totalidad, y que la Ascensión de Señor al cielo significa que con Jesucristo se ha introducido dentro de Dios a toda la humanidad.

“Que maravilla pensar que estamos en Dios y que todo lo humano tiene un valor divino. Si viviéramos a cada instante con esta conciencia, no hubiera nada que nos pudiera perturbar, quitar el gozo y la alegría”, concluyó el rector del Seminario Mayor de Santo Toribio de Mogrovejo de la Arquidiócesis de Lima.

 

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]