Lima, 08 de noviembre de 2007

 
   
 

Lima se aúna a beatificación de salesiano argentino

Uniéndose a la ceremonia de beatificación del joven argentino, Ceferino Namuncurá, que se llevará a cabo el próximo domingo 11 en Argentina, el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne celebrará ese día una Misa de Acción de Gracias en la Basílica de María Auxiliadora, en Breña, a las 4 de la tarde.

La ceremonia de beatificación se llevará a cabo en un pueblo de la Patagonia, el diminuto Chimpay, ciudad natal del nuevo beato y será presidida por el Secretario de Estado de la Santa Sede, Cardenal Tarcisio Bertone, quien también es Salesiano como el joven mapuche, quien asiste en calidad de Delegado Papal de Benedicto XVI.

Es la primera vez que se realizará una ceremonia de beatificación en Argentina. Según los organizadores, se estima que asistirán más de 100 mil peregrinos, hecho que convertirá a Argentina en el centro de un acontecimiento de fe religiosa, devoción y esperanza para los jóvenes católicos. En la ceremonia estará presente el Padre Pascual Chávez Villanueva, Rector Mayor de los Salesianos, junto con algunos miembros del Consejo General, así como numerosos obispos.

En palabras del Padre Pascual Chávez, noveno sucesor de Don Bosco, la próxima beatificación “es una invitación a creer en los jóvenes, también en los que apenas han sido evangelizados, y a descubrir la fecundidad de Evangelio que no destruye nada de aquello que es verdaderamente humano”.

Ceferino Namuncurá, cuya vida estuvo dedicada a servir a Dios y a ser útil a su gente, la sufrida etnia de los mapuches que a fines del siglo XIX vivía entre el sometimiento, la exclusión y la aniquilación en Argentina sólo vivió 19 años.

Ceferino Namuncurá: primer indígena mapuche a los altares

Ceferino Namuncurá nació el 26 de agosto de 1886 y era nieto del gran monarca de las pampas Calfucurá, famoso por haberse convertido a los 70 años en un fino diplomático que logró unificar a las tribus que llegaban hasta Chile por el oeste.

Tenía 11 años cuando fue llevado a Buenos Aires por su padre. Ingresó al colegio salesiano Pío IX, en el barrio porteño de Almagro, el 20 de septiembre de 1897. Allí se despertó la vocación sacerdotal que siempre estuvo ligada a un amor muy grande por los suyos, el pueblo mapuche a los que deseaba evangelizar.

Al comprobar las cualidades personales y las posibilidades de convertirlo en sacerdote, los superiores salesianos decidieron enviarlo a Roma. Aunque, había contraído ya la enfermedad de la tuberculosis.

Ceferino llegó a Italia y quedó impresionado por la recepción que se le hizo en Turín como “hijo del Cacique Namuncurá”. En septiembre de 1904 fue recibido por el Papa Pío X. Aunque, por su enfermedad, el sueño de Ceferino de ser sacerdote se iba haciendo cada día más lejano.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]