Lima, 11 de noviembre de 2007

 
   
 

“No hay amor sin sacrificio, dolor y renuncia”

Más de sesenta jóvenes de la Parroquia “Natividad de María”, en la Urb. Ciudad y Campo del Rímac, recibieron el Sacramento de la Confirmación en manos del Cardenal Juan Luis Cipriani, el sábado 10 de noviembre.

El Arzobispo de Lima en su homilía manifestó que Dios a puesto en todos la conciencia, incluyendo a los que no son católicos.

Explicó que la conciencia es una voz, es como una ayuda que si no la escuchamos nunca y  hacemos lo contrario a lo que nos dice, se irá apagando y llegará un momento en que casi no la oiremos, siendo esto muy peligroso.

El Pastor de Lima señaló que cuando nos acercamos a Cristo el volumen de nuestra conciencia, movido por el Espíritu Santo,  empieza a ser más fuerte y empezamos a escuchar. “Prestemos al Espíritu Santo nuestra conciencia para decirle que quiere de nosotros y así ponerlo en práctica”.

Añadió que el Espíritu Santo a través de nuestra conciencia nos dirá que estemos más cerca de él, que nos acerquemos más a la misa los domingos, que nos acerquemos más a nuestros padres, que procuremos estudiar y pedirle ayuda.

“Pidámosle al Espíritu Santo que no se canse de enseñarnos de corregirnos y de acompañarnos”, exhortó.

Por otro lado, el Cardenal Juan Luis Cipriani señaló que no hay amor si sacrificio, sin dolor y sin renuncia. “Este amor limpio, alegre, bueno y que cuesta, siempre tiene un sello que es la Cruz”.

Mencionó que hoy el mundo nos quiere vender un amor gratuito, en donde una vez siendo engañados por el demonio nos quedamos solos, tristes y con problemas.

“En cambio, la alegría, la felicidad y la paz del Espíritu Santo que nos ofrece Cristo están unidas al sacrificio. Estudiar, obedecer, respetar a hombres y mujeres, decir la verdad y ser una buena persona cuesta”.

Finalmente, el Arzobispo de Lima dijo que la vida es una lucha contra nuestros egoísmos, nuestros orgullos, nuestra tristeza, la sensualidad y la mentira que nos rodea a diario”.

Concelebraron con el Cardenal Cipriani el Presbítero Miguel Ángel Simón, párroco de “Natividad de María” y el Padre Gudmer Cabello, Vicario Parroquial.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]