Lima, 27 de noviembre de 2007

 
   
 

Benedicto XVI a los nuevos cardenales: “Necesito vuestro apoyo”

“Os pido que me acompañéis siempre con vuestra experiencia humana y pastoral”: así se ha dirigido el Papa este lunes 26 de noviembre a los veintitrés nuevos cardenales, expresando en parte la vocación a la que están llamados en un encuentro festivo, junto a miles de familiares y fieles que les han acompañado estos días.

El consistorio público en el que fueron creados cardenales (el sábado) y la Eucaristía que concelebraron en la solemnidad de Cristo Rey (el domingo) “nos ha ofrecido una ocasión singular para experimentar la catolicidad de la Iglesia, bien representada por la variada procedencia de los miembros del Colegio Cardenalicio, reunidos en estrecha comunión en torno al sucesor de Pedro”, reconoció Benedicto XVI en su discurso.

Con fuertes aplausos fue recibido el Santo Padre en este encuentro que, como él reconoció, “prolonga el clima de oración y de comunión que hemos vivido en estos días de fiesta por la creación de veintitrés nuevos cardenales”.

Frente a Benedicto XVI, sentados, le escucharon los nuevos purpurados. “Cuento mucho con vuestro precioso apoyo, para que pueda desempeñar lo mejor posible mi ministerio al servicio de todo el pueblo de Dios. Necesito este apoyo”, les dijo.

Benedicto XVI fue dirigiendo su saludo a cada nuevo cardenal, que se levantaba y correspondía con un gesto de gratitud entre aclamaciones de sus seres queridos, con especial fuerza los de origen africano, los de lengua española y los de origen iraquí -estos últimos acompañados de un aplauso generalizado en señal de solidaridad por las pruebas que atraviesa su país-.

En italiano el Santo Padre pidió que se acompañe a los purpurados en “la amistad, la estima y la oración”, ayudándoles así “a seguir sirviendo fielmente a la Iglesia”, dando testimonio «cada vez más generoso de amor a Cristo» en sus diversos servicios y ministerios.

Saludó en este idioma a Giovanni Lajolo -presidente de la Pontificia Comisión y de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano-, Angelo Comastri -arcipreste de la Basílica Vaticana, Vicario General del Papa para la Ciudad del Vaticano y Presidente de la Fábrica de San Pietro-, Raffaele Farina -Archivista y Bibliotecario de la Santa Romana Iglesia-, Angelo Bagnasco -arzobispo de Génova y Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana-, Giovanni Coppa, que fue Nuncio Apostólico en la Republica Checa- y Umberto Betti -ex Rectore de la Pontificia Universidad Lateranense-.

En francés el Papa expresó su deseo de que las jornadas precedentes consoliden la fe y el amor por Cristo y su Iglesia, y subrayó la importancia de acompañar a los nuevos cardenales en la oración, también por las nuevas vocaciones al sacerdocio. De lengua francesa correspondieron el saludo del Papa los cardenales André Vingt-Trois -arzobispo de París- y Théodore-Adrien Sarr -arzobispo de Dakar-.

“Ya sea en los dicasterios de la Curia Romana o en su ministerio en las Iglesias locales en el mundo, los cardenales están llamados a compartir de manera especial la solicitud del Papa por la Iglesia universal”, dijo Benedicto XVI en inglés.

Pidió por ellos oración, y uno por uno saludó a los cardenales John Patrick Foley -Pro-gran maestro de la Orden Ecuestre de los Caballeros del Santo Sepulcro de Jerusalén-, Seán Baptist Brady -arzobispo de Armagh (Irlanda)-, Oswald Gracias -arzobispo de Bombay (India)-, Daniel DiNardo, -arzobispo de Galveston-Houston (EE.UU.)-, John Njue -arzobispo de Nairobi (Kenya)- y Emmanuel III Delly -Patriarca de Babilonia de los Caldeos-.

Benedicto XVI añadió el alemán en su saludo al nuevo cardenal Paul Josef Cordes, agradeciéndose su servicio en el Pontificio Consejo “Cor Unum” -expresión de la solicitud caritativa del Papa por los pobres y necesitados-.

Y al saludar a los nuevos cardenales de lengua española, acompañados de peregrinos de Argentina, España y México, se dirigió a la Virgen María, de la que estos pueblos son tan devotos: “Le rogamos que interceda ante su divino Hijo por estos cardenales, para que haga muy fecundo su servicio a la Iglesia”.

Agradecieron sus palabras los cardenales Leonardo Sandri -que, después de su servicio a la Santa Sede como Sustituto de la Secretaría de Estado, preside ahora la Congregación para las Iglesias Orientales-, Estanislao Esteban Karlic -arzobispo emérito de Paraná-, Agustín García-Gasco Vicente -arzobispo de Valencia-, Lluís Martínez Sistach -arzobispo de Barcelona-, Urbano Navarrete -ex Rector de la Pontificia Universidad Gregoriana, que ha consagrado su vida al estudio y enseñanza del Derecho Canónico- y Francisco Robles Ortega -arzobispo de Monterrey-.

En portugués saludó Benedicto XVI al nuevo cardenal Odilo Pedro Scherer, recordando su reciente viaje pastoral a Sao Paulo y renovando su agradecimiento por la acogida en la archidiócesis brasileña.

Por su parte, el nuevo cardenal Stanislaw Rylko agradeció las palabras del Papa en polaco, quien reconoció su labor a favor de la participación de los laicos en la vida de la Iglesia -el purpurado polaco preside el Pontificio Consejo a ellos dedicado-.

A todos los familiares y peregrinos Benedicto XVI pidió explícitamente: “Seguid rezando [por los nuevos cardenales] y por mí, para que sea siempre sólida la comunión de los pastores con el Papa a fin de ofrecer al mundo entero el testimonio de una Iglesia fiel a Cristo y dispuesta a salir al encuentro, con valor profético, de las esperanzas y exigencias espirituales de los hombres de nuestro tiempo”.

Benedicto XVI hizo un regalo especial a los veintitrés nuevos cardenales: una edición especial del Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]