Lima, 28 de octubre de 2007

 
   
 

“Lima es la capital de la fe en América Latina”

Antes de iniciar el penúltimo recorrido procesional de la venerada imagen del Señor de los Milagros, el Cardenal Juan Luis Cipriani presidió una Solemne Misa en la Solemnidad del Señor de los Milagros este domingo 28 de octubre, en la cual dijo que gracias a la procesión del Señor de los Milagros, Lima se convierte este mes en la capital de la fe en América Latina, el Señor nos regala esa honra y responsabilidad.

“El mundo entero mira a esta ciudad cuando se congrega de manera maravillosa en esta procesión, la más multitudinaria del mundo entero. ¡Como no agradecer a Dios!, ¡como no agradecer al Señor de los Milagros!”, expresó el Cardenal Cipriani en medio de los aplausos de miles de personas congregadas en los exteriores de la Iglesia de las Nazarenas.

El Arzobispo de Lima mencionó que no debemos acostumbrarnos al milagro de la fe que es la procesión del Señor de los Milagros, “hace falta una tarea de profunda conversión para saber perdonar con Cristo, amar como Cristo, ayudar a los demás como Cristo, entregarse como Cristo y solamente es posible si vivimos con Cristo”, expresó.

Citando unas recientes palabras del Papa Benedicto XVI, el Pastor de Lima dijo que hay que aprender de Jesucristo el arte de vivir bien que se traduce en ser personas honestas, alegres, en ser buenos padres de familia, trabajadores eficientes, gente agradecida y de paz.

El Pastor de Lima indicó que este domingo en la ciudad de Roma, el Santo Padre habrá estado presente en esa inmensa fiesta donde han sido beatificados 498 mártires por defender la fe cristiana. “Hermanos, ¿estamos dispuestos a dar la vida por amor al Señor de los Milagros? ¿Estamos dispuestos a dar la vida por defender nuestro matrimonio? ¿Estamos dispuestos a entregar la vida por la defensa de la vida?”.

“No hay que esperar situaciones muy especiales. Hay que saber vivir cada día con ese heroísmo de vivir bien lo cotidiano”, añadió.

Al mismo tiempo, el Arzobispo de Lima pidió a jóvenes, padres de familia y ancianos dar buen ejemplo en el hogar, en el trabajo, en la responsabilidad pública de cada uno, en el deporte, en la cultura, en el estudio y ahí dar testimonio del arte de vivir bien. 

El Cardenal Juan Luis Cipriani expresó que “hoy la solemnidad del Señor de los Milagros cae en día domingo, en el día del Señor. Ahí tienes parte central del arte de vivir bien, que tiene como centro la celebración y la participación de la Misa dominical. ¡Ahí está el norte que nos guía!¡Ahí está el acompañar a Jesús en la cruz y en la Eucaristía!”.

También evocó a los primeros mártires de la Iglesia, a quienes los llevan a la muerte por participar en la Eucaristía dominical. “Decía uno de ellos, sin el domingo no podemos vivir ¡Que bonita manifestación de fe!”, expresó.

Por otro lado, el Pastor de Lima agradeció la presencia del Nuncio Apostólico en el Perú, Monseñor Rino Passigato, a la Hermandad del Señor de los Milagros, a las sahumadoras, a la comunidad de las Carmelitas Nazarenas y a todos los asistentes a la Santa Misa.

Junto con el Arzobispo de Lima, concelebraron el Nuncio Apostólico en el Perú, Monseñor Rino Passigato; el obispo Castrense, Monseñor Salvador Piñeiro; el obispo Auxiliar de Lima, Monseñor Adriano Tomasi; el director espiritual de la Hermandad del Señor de los Milagros, Monseñor Pedro Hidalgo y más de una decena de sacerdotes de la Arquidiócesis de Lima.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]