Lima, 17 de setiembre de 2007

 
   
 

“Hagamos un rechazo claro y decidido del pecado”

“En la actualidad estamos viviendo una crisis del sentido del pecado. Una gran soberbia de no aceptar que cada uno es un pecador”, afirmó el Cardenal Juan Luis Cipriani durante la Misa dominical, celebrada en la Basílica Catedral de Lima, este domingo 16.

“En nuestras vidas, si queremos que Dios nos perdone debemos conocer cual es nuestra situación, y eso lo logramos con un examen de conciencia diario, que es muy importante porque de ahí brotará la paz en nuestras almas”, añadió.

Indicó que con la contrición hacemos un rechazo claro y decidido del pecado cometido y el propósito de no volver a cometerlo por el amor que se tiene a Dios y que renace con el arrepentimiento, a través del sacramento de la confesión.

El Pastor de Lima también manifestó que en este mundo –no pocas veces- usamos las palabras, pero sin expresar su contenido real. Así, podemos decir que queremos a los demás, cuando en realidad es mentira porque no nos proponemos vivir con amor, entrega y sinceridad. Mas bien, a espaldas de nuestros hermanos prevalece el daño, la calumnia y la manipulación.

“Hoy se juega mucho con las palabras que no tienen contenido, se le llama amor y perdón a cualquier cosa. Pero al Señor, no lo podemos engañar, y si Dios no ve en nuestro corazón un propósito de enmienda o un rechazo del pecado, no lo perdona”, expresó.

Al concluir la Homilía dominical, el Cardenal Cipriani exhortó a todos a recuperar el valor y el significado de las palabras que brotan del corazón. “Si no tenemos ese dolor o no queremos amar, no lo digamos. Pero no abusemos del uso de palabras vacías, porque a Dios nadie lo puede engañar”, dijo.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]