Lima, 25 de abril de 2008

 
   
 

Avances de Gran Misión de Lima: Parroquia “Nuestra Señora de la Alegría”

A pocos días de iniciarse en nuestra ciudad la “Gran Misión de Lima”, en algunas parroquias de la capital como “Nuestra Señora de la Alegría” en el distrito de San Borja, se intensifican los preparativos para el inicio de la Gran Misión a través de la oración y la formación de los fieles laicos.

El párroco Rafael Reátegui señaló que en la parroquia “Nuestra Señora de la Alegría” ya se han seleccionado a las personas responsables de las Escuelas Vicariales, que se encargarán de la catequesis de los más de 500 misioneros que acudirán casa por casa evangelizando a los fieles.

También mencionó que a través de la Adoración Perpetua al Santísimo Sacramento, grupos de fieles se van turnando en oración para pedir por los frutos espirituales de la Gran Misión de Lima, por la Iglesia en el Perú y las intenciones del Santo Padre para la Iglesia universal.

“Para nosotros, la Adoración Perpetua significa mucho en estos acontecimientos eclesiales”, añade el Padre Reátegui.

Por su parte, el coordinador del Grupo de Adoración Perpetua de la parroquia “Nuestra Señora de la Alegría”, Ernesto Delgado señaló que la oración y el acompañamiento al Señor en el Santísimo las 24 horas del día ayudará mucho a los fieles en su relación con Dios y a pedir por los frutos de la Gran Misión de Lima.

“Los misioneros que acudirán a evangelizar casa por casa durante la Gran Misión de Lima serán personas que recen constantemente; personas formadas, responsables y comprometidas con Cristo”, señaló el coordinador.

El Padre Rafael indicó que la parroquia ha acogido con mucho entusiasmo la convocatoria del Señor Cardenal, en respuesta al pedido del Papa Benedicto XVI, en Aparecida, Brasil de llevar a cabo una “Gran Misión Continental”.

“Por eso, debemos estar siempre en misión permanente. Es así que los grupos parroquiales de “Nuestra Señora de la Alegría”, están siempre en la actitud de no solo quedarse con el ámbito grupal, sino llegar a toda la gente. Ese es nuestro deseo, que todos conozcan a Jesucristo; y que tengan la experiencia personal con Él, a partir de una experiencia iniciada en nuestra parroquia”, expresó el Padre Reátegui.

El sacerdote invocó a los fieles a ser perseverantes, piadosos, y a sentir esa alegría de anunciar en esta Gran Misión de Lima a Cristo Resucitado, que es el mismo “hoy, ayer y siempre; y que estará con nosotros hasta el final de los tiempos”.

El próximo lunes 28 de abril, Solemnidad de Santo Toribio de Mogrovejo con una procesión y Santa Misa en la Basílica Catedral se dará inicio a la Gran Misión de Lima. La Misa estará presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne y contará con la presencia del Nuncio apostólico en el Perú, Mons. Rino Passigato, cuatro obispos y más de doscientos sacerdotes de la arquidiócesis.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]