Lima, 17 de agosto de 2008

 
   
 

“Es importante que la familia rece unida y permanezca unida”

Este domingo 17 de agosto, en la Solemnidad de la Asunción de María, el Cardenal Juan Luis Cipriani durante la celebración de la Santa misa en la Catedral de Lima expresó que en esta fiesta le regalamos a Nuestra Madre el propósito de llevar en la Gran Misión de Lima el rezo del Santo Rosario a todas las familias de la Arquidiócesis.

El Arzobispo de Lima manifestó que si aprendemos a rezar el Santo Rosario meditando cada misterio y rezando el Ave María pidiéndole a Ella, con esa música de fondo y esas mismas palabras, nuestra vida cambiará muchísimo y alcanzaremos muchas de las cosas que nos permitirán ser santos y ayudar a los demás a ser santos.

“Es importante que la familia rece unida y permanezca unida”, expresó el Cardenal Cipriani.

Señaló también que el dogma de la Asunción de María nos invita con humildad a contemplar que hay un cielo eterno donde todo será paz y donde todos estaremos delante de Jesús llenos de gozo, de iniciativas, de alegrías, nadie molestará a nadie, no habrá egoístas, ni violencia, ni malos pensamientos, todo será bueno.

El Pastor de Lima mencionó que algunos podrán decir que el mundo está lleno de problemas, pero a ellos los invito a pensar más en la felicidad eterna y así será Él mismo Dios quien nos diga: “No exageres, procura vivir la vida terrena con un poco más de esfuerzo, de comprensión, alegría, reza por los demás, acompáñalos y ayúdalos”, concluyó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]