Lima, 21 de agosto de 2008

 
   
 

Clausuran IV Curso de actualización en Derecho Canónico

El jueves 21 de agosto, el Cardenal Juan Luis Cipriani clausuró el IV Curso de Actualización en Derecho Canónico “Las Asociaciones, Movimientos y nuevas comunidades en la Iglesia”, el cual se llevó a cabo desde el lunes 18 organizado por la Asociación Peruana de Canonistas y que contó con el auspicio del Arzobispado de Lima, la Prelatura de Yauyos y la Conferencia Episcopal del Perú.

Durante su intervención, el Arzobispo de Lima recordó que “los movimientos deben estar unidos a la Iglesia con confianza al Pastor y éste -a su vez- agradecerá estas realidades”.

Asimismo, motivó a la audiencia a que los movimientos sean instrumentos de comunión, insistiendo en el diálogo, reconociendo que el obispo es el representante de Cristo en la acción. “El demonio rebaja esta labor. Ante estos pequeños hechos que crean distanciamiento, hagan el esfuerzo por una mayor comunión”, exhortó.

El Pastor de Lima invitó a los presentes a esforzarse para que estas nuevas realidades sean acogidas, “no hablemos mal de los nuevos movimientos, y para tener un correcto discernimiento de otros carismas, es necesario conocerlos”, precisó.

Al término de su intervención, los presentes saludaron al Cardenal Juan Luis Cipriani, quien hoy (21 de agosto) celebra el aniversario 31 de su ordenación sacerdotal.

En la última fecha del IV Curso de Actualización en Derecho Canónico se abordaron temas como por ejemplo “Un paradigma de Asociación de fieles: La Hermandad del Señor de los Milagros a través de la Historia”, a cargo del Dr. José Antonio Benito.

Mientras que el Dr. Luis Felipe Navarro expuso los temas: “La incardinación de los clérigos en los movimientos eclesiales”, y “Juan Pablo II y Benedicto XVI y los movimientos eclesiales y nuevas comunidades”.

En la última exposición, el doctor Navarro destacó las líneas maestras sobre los movimientos del Papa Benedicto XVI al señalar que “Los movimientos son dones del Espíritu Santo para la Iglesia; por tanto, su realidad es signo de la fecundidad del Espíritu del Señor, para que se manifieste en el mundo la victoria de Cristo resucitado y se cumpla el mandato misionero encomendado a toda la Iglesia”.

Otras líneas maestras en las enseñanzas de Benedicto XVI sobre los movimientos se pueden resumir así: “Son dones que entran en perfecta armonía en la Iglesia: Pastores y carismas se complementan Los movimientos son lugares de formación cristiana”, prosiguió, destacando que una formación adecuada en los sacramentos de iniciación cristiana contribuye significativamente en la madurez de estas instituciones de la Iglesia.

Finalmente, una última línea maestra sobre los movimientos desarrollada en el actual pontificado es “los movimientos son instrumentos de evangelización y se encuadran en la misionariedad de la Iglesia”.

El doctor Luis Felipe Navarro dedicó la última parte de su intervención a destacar algunos pasajes del discurso del Santo Padre Benedicto XVI a los obispos participantes en un reciente seminario de movimientos.

“Los movimientos eclesiales y las nuevas comunidades son una de las novedades más importantes suscitadas por el Espíritu Santo en la Iglesia para la puesta en práctica del Concilio Vaticano II. Daban de nuevo vitalidad, fe y esperanza a toda la Iglesia. Por tanto, queda por realizar la importante tarea de promover una comunión más madura de todos los componentes eclesiales”, concluyó citando al Papa Benedicto XVI.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]