Lima, 29 de agosto de 2008

 
   
 

Con Eucaristía, el Perú iniciará Misión Continental convocada por Benedicto XVI

Tras la convocatoria del Santo Padre, Benedicto XVI de iniciar una Gran Misión Continental en la Inauguración de la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, en Aparecida, en Mayo de 2007; la Iglesia Católica peruana a través de sus pastores y obispos dará respuesta a este llamado del Papa en la Festividad de Santa Rosa de Lima, la primera santa peruana y de América, el sábado 30 de agosto con la celebración de una Eucaristía.

La Santa Misa será presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, quien estará acompañado por la mayor parte de los obispos del Perú y del Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Mons. Miguel Cabrejos, Arzobispo de Trujillo y se llevará a cabo en el Coliseo del Colegio Salesiano, (Jirón Huaraz 1045 – Breña) a las 4:00 pm.

Se espera la presencia de varios miles de personas, además de la asistencia de sacerdotes, religiosos, religiosas, delegaciones diocesanas y fieles, que acudirán al lanzamiento de la Misión Continental, cuyo inicio ha sido posible gracias al trabajo conjunto de la Iglesia católica en el Perú.

Bajo el lema “A ti te digo: La Misión es ahora”, la Misión Continental en el Perú buscará involucrar a todos los católicos, en la labor de llevar el Evangelio de Jesucristo a quienes aun no lo conocen, se han separado de la fe católica o se han alejado de la Iglesia.

Los objetivos que la Misión Continental se propone para el Perú, en sintonía con el mensaje del Santo Padre en Brasil y el documento conclusivo final de Aparecida son cuatro:

1.- Promover una profunda conversión personal para recomenzar desde Cristo una vida nueva en el Espíritu.

2.- Fomentar la formación de personas que anuncien la Buena Nueva, de manera integral y permanente. Asimismo, estimular la formación de comunidades que prediquen el Evangelio con su testimonio y palabra.

3.- Promover que las comunidades, organizaciones y movimientos eclesiales estén en “Estado de Misión permanente”, con el fin de llegar a los lugares más alejados del país, para evangelizar a los indiferentes y a los no creyentes.

4.- Acompañar a todas las jurisdicciones eclesiásticas en todo el proceso de la Misión, cuyas etapas son: a) Sensibilización; b) Profundización; c) Misión sectorial y d) Misión territorial.

La meta es alcanzar una comunidad de bautizados que busquen la santidad. Y, también lograr una comunidad de discípulos misioneros, que evangelicen a los que están alejados de la Iglesia, para llevarlos al encuentro con Cristo.

Como se recuerda, la Arquidiócesis de Lima ya ha iniciado la Misión Continental a través de la Gran Misión de Lima, que empezó el Lunes 28 de abril de 2008 con una Solemne Eucaristía en la Basílica Catedral de Lima y la cual se concluirá en el año 2010 con la organización de un Congreso Eucarístico y Mariano en la Arquidiócesis de Lima.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]