Lima, 08 de diciembre de 2008

 
   
 

“¡Qué feo es el pecado, y qué bella es la Virgen María!”

En la solemnidad de la Inmaculada Concepción, el lunes 08 de diciembre, el Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, celebró una Santa Misa en la Cuasi Parroquia Inmaculada Concepción en el distrito de Santiago de Surco. En dicha celebración, animó a los fieles a promover una cruzada contra el pecado, comprometiéndose con María y siendo amigos de Jesús.

Durante su homilía, el Pastor de Lima le dio la Buena Noticia a la comunidad de la cuasi parroquia de la Inmaculada Concepción, pues dentro de pronto será una instituida parroquia con todos los derechos.

“He tomado la decisión -que ya se comunicará a su debido tiempo- de que sea una parroquia. Toda la comunidad parroquial ha trabajado muy bien. Desde hace años este templo es fruto del esfuerzo de todos los que empezaron hace años. Me toca a mí la alegría de ver como esta parroquia madura tiene todas las condiciones, por eso que Dios los bendiga por el trabajo que han hecho y que sigan colaborando como hasta ahora y más.”, señaló.

El Arzobispo de Lima saludó de manera especial al padre Henry Infante, párroco de la comunidad; y al diácono Martín Carrillo, recientemente ordenado el sábado 06 de diciembre en la Basílica Catedral de Lima. E invitó a los fieles a orar por las vocaciones a la vida sacerdotal, para que muchos jóvenes decidan entregarse al “Dueño de la mies”.

“Hay muchas parroquias, iglesias, universidades, colegios que están esperando con ilusión, pero no puedo hacer milagros y multiplicar a los sacerdotes. Papás, mamás formen bien a sus hijos y al final Dios se encarga de sembrar la semilla donde hay una buena formación religiosa. Por eso les pido me ayuden en esa tarea”, comentó.

El Cardenal Cipriani recordó que el gran abismo entre la Virgen María y nosotros es el pecado. “Ella (la Virgen María) fue concebida sin pecado, nunca, de ninguna manera tuvo pecado, esa diferencia nos hace llegar a una conclusión: ¡qué feo es el pecado, y qué bella es María!”, refirió.

Por ello animó a los fieles de la comunidad de la Inmaculada Concepción a que junto a María inicien una cruzada contra el pecado. “Pídele a la virgen en esta cruzada contra el pecado: protégeme, guíame, ilumíname y te animo a que te acerques arrepentido a la confesión. Dios nos anuncia que nuestra vida va a ser de lucha contra el demonio y nuestra guía va a ser María”, mencionó.

Finalmente, el Pastor de Lima invitó a que en esta Navidad todos seamos testimonios vivos de Cristo que nace entre nosotros. “Que se vea a Jesús en mi palabra, conducta, trabajo, ¡que se vea que es Jesús ahora que se acerca la navidad!, ¡anímate con tu vida!, ¡alégrate y fíjate que el Evangelio nos habla de esa criatura (la Virgen María) que en cuyo vientre vino Jesús!, exhortó.

“Esa santidad a la que te invito es obra del Espíritu Santo. Con enorme gozo en esta solemnidad nos comprometemos con María a luchar contra el pecado y ser más amigos de Jesús”, culminó.

Concelebró con el Arzobispado de Lima el padre Henry Infante, párroco de la Cuasi parroquia Inmaculada Concepción.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]