Lima, 24 de diciembre de 2008

 
   
 

Mensaje de Navidad 2008

Nos cuenta la Revelación que los ángeles se aparecen a los pastores para darles la buena noticia y la gran alegría: “El cielo se acerca a la tierra, ha nacido Jesús, feliz navidad a todos ustedes”.

Ese niño que ha nacido -nos dicen los ángeles- también: “Gloria a Dios en la alturas y paz a los hombres que ama el Señor”.

Hermanos, ese Jesús nos quiere decir hoy a todos que; primero, en nuestras vidas está el amor a Dios. Ha venido para salvarnos, para acompañarnos y para bendecirnos. Ha venido en el silencio de la noche, pero a partir de ese momento, el mundo cambia.

Este niño, ese niño que está en tu casa, en tu nacimiento y en tu corazón; ese niño te bendice,  cambia tu familia y tu corazón. Por eso, hermanos, esta fiesta es de la familia, encontramos al niño con María, Nuestra Madre; con San José, su castísimo esposo.

Con todo cariño y afecto entro en sus hogares, en este momento de alegría, para repetir con los ángeles: “Les traigo una buena noticia, ha nacido el Salvador”; y por ello, quiero con todo cariño bendecir a los enfermos, a los niños, a los ancianos y a todas las familias.

En todos los rincones del Perú, que Jesús Niño los bendiga a todos.

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

 

+ Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne
Arzobispo de Lima y Primado del Perú

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]