Lima, 18 de enero de 2008

 
   
 

Cardenal Cipriani pide hacer de Lima una casa común

El Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne durante la Misa y Te Deum con motivo del 473º Aniversario de la fundación de la ciudad de Lima, celebrada este viernes 18 en la Basílica Catedral pidió una gran cruzada entre las autoridades, instituciones y ciudadanía de Lima contra la delincuencia y el caos vehicular que existe en la ciudad.

A la Santa Misa acudió el Alcalde de Lima, Dr. Luis Castañeda Lossio y el cuerpo de regidores de la Municipalidad de Lima así como congresistas e importantes autoridades políticas, policiales y militares. 

El Arzobispo de Lima comentó que la ciudadanía está contenta y se alegra de ver sus calles, plazas, parques remodelados así como nuevos programas de vivienda en Lima. Pero se queja fuerte de la inseguridad, de la delincuencia, del caos vehicular que hace perder a todos muchas horas cada día, así como del abuso de quien invade las calles o impone el ruido a todo volumen y que provoca un desorden moral.

“Eso no se arregla con leyes ni con represión. La delincuencia, a los niveles que se tienen, es inaceptable. Esto se arregla si lográsemos convocar un gran consenso entre todos. No es sólo un problema judicial o policial, es también de la ciudadanía; el que nos pongamos de acuerdo para hacer de nuestra ciudad una casa común y en la que todos cuidamos la moralidad pública”, dijo el Pastor de Lima.

“Los desafíos de las grandes urbes se desbordan del ordenamiento jurídico tradicional. La ciudadanía también tiene que responder con creatividad. Padres de familia, la misma Iglesia y todos los elementos de la sociedad para hacer de las calles un lugar más seguro, para hacer del sistema vehicular –que es complejo- y haya un poco más de acuerdo. En lo que no se tolera es en el abuso o el maltrato de unos con otros”, señaló.

Tomando como referencia al Papa Benedicto XVI, el Cardenal Cipriani señaló que “el progreso técnico y material tiene que ir unido con un progreso en la formación y comportamiento ético de las personas”.

“Hay que buscar que crezca ese hombre interior para que sea honesto, un buen vecino y no tenga éxito el sinvergüenza”, añadió el Arzobispo de Lima.

El Pastor de Lima manifestó también que “la ciudad tiene un gran desafío este año (La capital de Perú será sede de importantes Cumbres de Jefes de Estado de la Unión Europea-América Latina y del APEC) y por eso, les sugiero esos valores cívicos, éticos y morales que nos permitan acoger estas grandes reuniones que están programadas en una ciudad que vive en paz, que progresa cuando todo se ajusta a normas comunes, que impide el individualismo egoísta y mantiene un ambiente sano y productivo de relaciones humanas”.

Al concluir su homilía, el Cardenal Cipriani invitó a las autoridades y ciudadanos a impulsar esta cruzada para que todos los limeños nos sintamos convocados a este gran acuerdo de valores que hay que definirlos e implementarlos. “No es el momento ya de pensar en el marco jurídico, judicial y político. Estamos en una gran familia en donde el amor de los padres e hijos y la colaboración de todos los vecinos confluye a hacer de esta familia un ambiente de paz”.

El Cardenal Juan Luis Cipriani felicitó y agradeció el trabajo que realiza a favor de la ciudad, el Alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio y el equipo de regidores de la comuna limeña.

Concelebró con el Cardenal Cipriani; el Obispo de Lurín, Monseñor Carlos García Camader y también otros sacerdotes de la arquidiócesis.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]