Lima, 20 de julio de 2008

 
   
 

Mons. Tomasi: “Sigamos caminando con entusiasmo y con fe a la luz del Espíritu Santo”

En la Santa Misa del domingo 20 de julio, celebrada en la Basílica Catedral de Lima y presidida por el Cardenal Juan Luis Cipriani; Monseñor Adriano Tomasi, Obispo Auxiliar de Lima, compartió con los fieles sus vivencias en la XXIII Jornada Mundial de la Juventud en Sydney (Australia), reconociendo que “la Iglesia por la fuerza del Espíritu y guiada por Benedicto XVI es un faro luminoso de esperanza para todos los pueblos”.

Monseñor Tomasi recordó el lema de la jornada que acoge a los jóvenes católicos de los cinco continentes en Sydney: “Recibirán el poder cuando el Espíritu Santo descienda sobre ustedes y serán mis testigos”, ha sido recogido en la Arquidiócesis de Lima mediante la Gran Misión de Lima, convocada por el Cardenal Juan Luis Cipriani e iniciada en abril último, tras el pedido de Benedicto XVI iniciar una Misión Continental en América Latina.

“Este lema también lo tenemos aquí cuando nuestro Cardenal nos ha llamado para iniciar la Gran Misión de Lima, tenemos que llegar a ser testigos; y, en verdad, ser testigos no quiere decir: soy católico, sino escuchar y vivir el mensaje de la iglesia”, comentó.

Así, recordó las palabras de Benedicto XVI durante la reciente Jornada Mundial de la Juventud. “El Santo Padre nos ha hablado que la libertad y la tolerancia, si están separadas de la verdad, se convierten en el camino hacia la desesperanza y la muerte. Si la experiencia personal es separada de lo que es verdadero y bueno, no nos lleva a una realización y a una verdadera libertad sino más bien, al debilitamiento de los principios; e, incluso a la desesperanza”, advirtió.

Por ello, en respuesta a las exhortaciones del Santo Padre, Monseñor Tomasi anunció que “al regreso de nuestros jóvenes trataremos de formar un grupo de “Amigos del Papa” y así prepararnos para el año 2011 cuando España acogerá a la nueva Jornada Mundial de la Juventud, donde esperamos llevar a más de cien jóvenes”, señaló.

Finalmente, exhortó a los fieles a “sentirse orgullosos de ser católicos, hijos de esta Iglesia que el Espíritu Santo ilumina y asiste. Sigamos caminando con entusiasmo, con fe a la luz del Espíritu Santo, siguiendo al Señor Jesús”, concluyo.

Como se recuerda, hoy domingo 20 de julio tuvo lugar en Sydney, Australia la Misa de Clausura por la XXIII Jornada Mundial de la Juventud, que presidió el Santo Padre, Benedicto XVI y que pone punto final a su visita de una semana a dicha nación de Oceanía.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]