Lima, 25 de julio de 2008

 
   
 

Arzobispo de Milán preside Santa Misa en el Santuario de Santa Rosa de Lima

Luego de participar en las celebraciones por el año Jubilar de la diócesis de Huacho, el Cardenal Dionigi Tettamanzi presidió la Santa Misa en el Santuario de la primera santa de América este jueves 24 de julio. Al iniciar la Eucaristía, el Cardenal Juan Luis Cipriani expresó palabras de agradecimiento hacia el Arzobispo de Milán (Italia).

“Cardenal Tettamanzi, Arzobispo de Milán, le damos la más calurosa bienvenida a este santuario de Santa Rosa de Lima. Precisamente queremos vivir esta Eucaristía para que alrededor de Cristo, las Iglesias de Milán, de Lima, de Huacho, de Pucallpa, y de tantos lugares unidos a Cristo Eucaristía vivamos ese misterio de comunión”, expresó el Arzobispo de Lima.

El Pastor de Lima también agradeció la visita del Cardenal Tettamanzi con ocasión de las bodas de Oro de la diócesis de Huacho. “Le agradecemos su visita de una semana en el Perú, y con enorme afecto queremos también unirnos a su plegaria por estos sacerdotes de Dios que sirven a la Iglesia en el Perú”, animó.

En ese sentido, el Arzobispo de Lima le recordó que en el marco de su visita, lacelebración Eucarística “la hacemostambién en presencia de religiosas, religiosos, seminaristas, miembros de la Hermandad del Señor de los Milagros, en un rincón donde la primera Santa de América, Santa Rosa de Lima, nos iluminó y nos sigue iluminando ese camino de santidad que el Santo Padre Juan Pablo II y ahora Benedicto XVI nos van impulsando a todos, gracias por estar con nosotros”, prosiguió.

La primera Santa de América

La homilía de la Santa misa estuvo a cargo del Cardenal Tettamanzi, quien recordó la figura de Santa Rosa de Lima, la Primera Santa de América.

“Rosa de Lima fue una muchacha entusiasta que no se dejó vencer ante ninguna dificultad ni desilusión. Ella nos enseña que tenemos que dar siempre lo máximo, lo mejor de nosotros, especialmente por la fe que tenemos en ese Dios bueno”, mencionó el Arzobispo de Milán.

“¿A cuánta gente le dio fuerza y esperanza de vida?, ¿cuánta gente se ha unido a ella con confianza desde su muerte?, ¿por qué su devoción se ha extendido por todo el mundo?, el secreto es la Santidad. Santa Rosa nos recuerda que el secreto de su vida fue la decisión firme de hacerse santa, su secreto fue su amor sincero y total por Jesús”, reflexionó el purpurado.

Concelebraron con el Cardenal Tettamanzi; el Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani; Monseñor Adriano Tomasi, obispo Auxiliar de Lima; así como obispos y sacerdotes italianos quienes acompañan al Arzobispo de Milán durante su estadía en el Perú.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]