Lima, 30 de julio de 2008

 
   
 

Iglesias de Lima donde se puede ganar indulgencia plenaria en el Año Paulino

La Cancillería del Arzobispado de Lima ha dado a conocer las parroquias e Iglesias de la Arquidiócesis donde los fieles podrán ganar el don de la Indulgencia Plenaria, respondiendo así a la iniciativa del Santo Padre, Benedicto XVI con ocasión del Año Paulino.

En el Decreto publicado por la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede se menciona que, “el Santo Padre Benedicto XVI ha concedido que en todo el mundo los fieles cristianos puedan ganar la Indulgencia Plenaria con ocasión de la celebración de los dos mil años del nacimiento del Apóstol San Pablo” (cfr. Decreto de la Penitenciaría Apostólica, 10 de mayo 2008).

El Año Paulino se desarrollará de modo privilegiado en Roma (Italia), ciudad donde está ubicada la Basílica dedicada al Apóstol de las Gentes; sin embargo, la celebración de este año de gracia permite ganar la Indulgencia Plenaria en las Iglesias particulares de todo el mundo.

Los fieles –bajo determinados requisitos- podrán obtener la indulgencia plenaria -para sí mismos o podrán también aplicarla por los difuntos- durante todo el año Paulino, además de los días de solemne apertura y clausura del año dedicado a San Pablo (28 de Junio de 2008 y 29 de Junio de 2009) y respetando la norma según la cual solamente se puede obtener la indulgencia plenaria una vez al día.

El Arzobispo de Lima, Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne, ha establecido los siguientes lugares sagrados de la Arquidiócesis de Lima para que los fieles puedan verse beneficiados con el don de la Indulgencia Plenaria.

1. Basílica Catedral de Lima.
2. Basílica Menor María Auxiliadora (Breña).
3. Basílica Menor Santa Rosa de Lima.
4. Santuario del Sagrado Corazón de Jesús (Parroquia San Pedro).
5. Santuario del Señor de los Milagros.
6. Santuario de la Divina Misericordia (Surco).
7. Parroquia San Pablo Apóstol. (Rímac).
8. Parroquia San Pablo y Nuestra Señora del Carmen. (Breña).

¿Cómo ganar una indulgencia plenaria?

Cabe destacar que la indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa, que un fiel dispuesto y cumpliendo determinadas condiciones consigue por mediación de la Iglesia. (cfr. Catecismo, nº 1471). Para ganar esta gracia se deben seguir los siguientes requisitos:

1. Exclusión de todo afecto hacia cualquier pecado, incluso venial.
2. Confesión y comunión sacramental.
3. Oración por las intenciones del Romano Pontífice.

Asimismo, durante el Año Paulino, en el caso que cualquier fiel cristiano esté legítimamente impedido (por enfermedad por ejemplo) también podrá ganar la Indulgencia Plenaria, con tal que se una espiritualmente a una celebración jubilar en honor a San Pablo, ofreciendo a Dios sus oraciones y sufrimientos por la unidad de los cristianos.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]