Lima, 22 de junio de 2008

 
   
 

“No tengamos miedo”

Este domingo 22 de junio, el Cardenal Juan Luis Cipriani durante la Santa Misa celebrada en la Basílica Catedral de Lima, invitó a los fieles “a no tener miedo, pero si un temor de Dios, que quiere decir respeto ante la ofensa a Dios, a la Eucaristía, a la Iglesia, a la casa del Señor y a la confesión”.

El Arzobispo de Lima manifestó que cuando uno tiene el temor de Dios se acerca mucho a Cristo porque no queremos ofenderlo, sino conocerlo, ser su amigo y que nos perdone; y, tenemos un temor de respeto, de reverencia, adoración, un temor que me engrandece. “No es el miedo de la fragilidad, sino el temor de la humildad”.

“Ese don del temor lleno de respeto, de reverencia y humildad, nos lleva a confesarnos cuando cometemos pecados, a buscarlo en la Eucaristía, a rezar para explicarle o contarle nuestros problemas y a buscar dirección espiritual y consejos”, añadió.

El Cardenal Cipriani señaló que el que no teme a Dios ocupa el lugar de Dios. Es decir, se siente dueño del bien y del mal, de la vida y de la muerte. Cuando uno se siente seguro de si mismo, no de Jesucristo dentro de mí, hace que uno se sienta el dueño de la verdad; por tanto, ese egoísmo va alejando el temor de Dios y va creciendo la soberbia y el amor propio.

“En estos tiempos vemos a los hombres muy seguros de sus cualidades y la referencia a Dios es de vez en cuando, sólo cuando existen grandes problemas, pero cada uno quiere hacer lo que quiere sin Dios”, agregó.

El Pastor de Lima resaltó que en esta Gran Misión de Lima debemos ir visitando, hablando y animando a la gente con la verdad. Porque cuantas veces escuchamos que tantos hombres y mujeres de todas las edades viven la oscuridad de la incomprensión, del maltrato y del vacío existencial; es decir, toda una tragedia por haber abandonado a Dios.

“No tengamos miedo, pero si un temor de Dios, que quiere decir respeto ante la ofensa a Dios, a la Eucaristía, a la Iglesia, a la casa del Señor y a la confesión”, concluyó.

Durante la Santa Misa, diecisiete jóvenes pertenecientes al Programa de Catequesis de Adultos del Arzobispado de Lima recibieron la Primera Comunión de manos del Cardenal Juan Luis Cipriani.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]