Lima, 06 de mayo de 2008

 
   
 

El rosario no es una práctica piadosa relegada al pasado

El último sábado 03, el Papa Benedicto XVI presidió el rezo del Santo Rosario en la basílica de Santa María Mayor, “el templo mariano por excelencia”, en Roma, donde se venera, como recordó el Santo Padre, la imagen de María “Salus Populi Romani”.

“En la experiencia de mi generación -dijo el Papa- las tardes de mayo evocan los dulces recuerdos ligados con las citas vespertinas para rendir homenaje a la Virgen. (..) Hoy juntos confirmamos que el Santo Rosario no es una práctica piadosa relegada al pasado, como oración de otros tiempos en la que pensar con nostalgia. El Rosario vive una nueva primavera”.

“En el mundo actual tan disperso esta oración ayuda a colocar a Cristo en el centro, como hacía la Virgen, que meditaba interiormente todo lo que se decía de su Hijo, así como lo que Él hacía y decía. Cuando se reza el Rosario se reviven los momentos más importantes y significativos de la historia de la salvación, se vuelven a recorrer las etapas de la misión de Cristo. Con María se orienta el corazón al misterio de Jesús”.

“¡Que María nos ayude -exclamó el Santo Padre- a acoger en nosotros la gracia que emana de estos misterios para que a través de nosotros pueda filtrarse en la sociedad, empezando por las relaciones cotidianas, y purificarla de tantas fuerzas negativas, abriéndola a la novedad de Dios!”.

“El Rosario, cuando se reza con autenticidad y no de forma mecánica y superficial, sino profunda, aporta paz y reconciliación. Lleva en sí la potencia salvadora del Nombre santísimo de Jesús, invocado con fe y con amor al centro de cada Ave María”.

Benedicto XVI pidió después a los presentes que en estos días que preceden a Pentecostés, permaneciesen unidos a María “invocando para la Iglesia una nueva efusión del Espíritu Santo” y les confió las “intenciones más urgentes” de su ministerio: “las necesidades de la Iglesia, los grandes problemas de la humanidad, la paz en el mundo, la unidad de los cristianos, el diálogo entre las culturas”, así como los objetivos pastorales de la diócesis de Roma y el “desarrollo solidario” de Italia.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]