Lima, 11 de mayo de 2008

 
   
 

“Nuestros hermanos del sur esperan nuestra solidaridad en este momento, seamos generosos”

Este domingo 11 de mayo, en la Solemnidad de Pentecostés, el Obispo Auxiliar de Lima, Monseñor Adriano Tomasi Travaglia, durante la Santa Misa celebrada en la Basílica Catedral, se unió a la convocatoria que hiciera a los fieles el Cardenal Juan Luis Cipriani Thorne desde Roma, el día de ayer en su programa Diálogo de Fe, de hacer viva la “Gran Misión” a través de una cadena de solidaridad para enviar ayuda a nuestros hermanos del sur que sufren las consecuencias del friaje y la ola de frío en Puno y Cerro de Pasco.

El Obispo Auxiliar de Lima invocó a todos los fieles que desde Cáritas Lima- Vicaría de la Caridad, obra social del Arzobispado de Lima, nuestras parroquias y hogares, busquemos ponernos en una cadena de solidaridad, porque el Evangelio es vida y amor; y, no solo culto y palabra.

 “Nuestros hermanos del sur esperan nuestra solidaridad en este momento, seamos generosos”, expresó.

 Por otro lado, Monseñor Adriano Tomasi señaló que Pentecostés es la fiesta de nuestra vocación cristiana y de nuestra misión de anunciadores testigos de Cristo, portadores de su buena noticia.

 Indicó que es el día santo de nuestra Iglesia, a la que todos renovamos nuestro amor y nuestra fidelidad en la oración personal, en la participación de los santos misterios y el renovado compromiso de una vida santa.

“Por eso, para esta Iglesia particular de Lima, es la fiesta también de la “Gran Misión”, a la que nos ha convocado el Papa Benedicto XVI y que hemos comenzado solemnemente en el espíritu de Aparecida”.

También el Obispo Auxiliar de Lima mencionó que este mes de mayo dedicado a Santa María, la Madre de Jesús, renovamos nuestro amor y nuestra devoción filial.

“Queremos recordar en este día sus apariciones en Fátima que celebraremos el próximo martes 13 de mayo; y también, en su advocación de Nuestra Señora de la Evangelización, tan propia de la Iglesia particular de Lima, el día miércoles 14 de este mes”.

 Al concluir, Monseñor Adriano Tomasi saludó a todas las madres del país por su día y les deseó muchas felicidades y bendiciones. “Que en María, la Madre de todos, puedan ellas ver dignificada, exaltada y santificada su maternidad; y, encuentren el gozo y la bendición de ser amadas por sus hijos, al igual que Santa María lo probó en su propio hijo, el Hijo de Dios”.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]