Lima, 19 de octubre de 2008

 
   
 

Monseñor Tomasi pide al Señor de los Milagros un milagro de paz para el Perú

Monseñor Adriano Tomasi, Obispo auxiliar de Lima pidió al Señor de los Milagros que “convierta el corazón de aquellos que por intereses subordinados ponen en dificultad la convivencia fraterna en nuestro país; convierte nuestros corazones para que sepamos vivir siempre en amor con Dios y con los hermanos, y defiende y protege a nuestras familias, que hoy en día se ven amenazadas”.

Esta exhortación la realizó ante miles de fieles que se congregaron para participar de la santa Misa celebrada el domingo 19 de octubre en los exteriores de la  Parroquia “Nuestra Señora de las Victorias” ubicada en el populoso distrito de La Victoria, con la presencia de la venerada imagen del Señor de los Milagros, antes de iniciar su cuarto recorrido procesional por las calles de Lima.

Monseñor Adriano Tomasi mencionó en su homilía “que esta oportunidad de la visita del Señor de los Milagros a La Victoria y a tantos lugares de nuestra ciudad, sirva para fortalecernos en la fe y ayudarnos a convertirnos en discípulos y misioneros del Señor”.

El Obispo auxiliar de Lima recordó lo inexplicable y maravilloso de la devoción al Señor de los Milagros. “Nadie sabe explicar cómo en tiempos de secularización y materialismo este amor y adoración al Señor de los Milagros lejos de desaparecer, está aumentando. Al punto que en muchos países de los cinco continentes nace y crece muy fuerte esa tradición de la procesión al Señor de los Milagros”.

Monseñor Tomasi recordó el saludo y las reflexiones que el Arzobispo de Lima Cardenal Juan Luis Cipriani, hiciera ayer sábado 18 de octubre desde España donde se encuentra recuperándose de salud, en su programa radial “Diálogo de Fe”.

“Nos dice nuestro Cardenal Arzobispo: Levantaremos la mirada para ver en la cruz a quien ha sido colgado por amor a nosotros y para salvarnos. Así, hermanos levantemos nuestra mirada y digámosle con fe y amor: Señor, fortalece nuestra fe, porque la fe es el don que nunca debe faltar en nuestra vida, si nos quitan la fe entonces deja de tener sentido nuestra vida”, señaló.

Asimismo, Monseñor Tomasi recordó que “como comunidad tenemos que pedirle al Señor que nos ayude a superar todas las divisiones que tenemos hoy en día, que conviertan el corazón de aquellos que pretenden llevar adelante huelgas que están amenazando la salud y la vida de tanta gente pobre”. También imploró al Cristo de Pachacamilla por el bienestar de tantos niños que se encuentran desamparados en la ciudad de Lima.

Al respecto, se cuestionó sobre la sociedad que hoy en día estamos construyendo con estas actitudes de indiferencia. “¿Cómo podemos nosotros mirar a este rostro sagrado si no defendemos la vida, si a los ancianos los dejamos botados en un asilo o peor todavía en las calles pidiendo limosna?, ¿qué sociedad estamos construyendo? ¡Hermanos! hoy más que nunca necesitamos de la gracia y misericordia del Señor de los Milagros en cada uno de nosotros y también como comunidad porque sin su ayuda, sin su gracia estamos encaminados hacia la infelicidad”, culminó.

Por otro lado, el sábado 18 de octubre durante el tercer recorrido procesional del Señor de los Milagros, el Arzobispado de Lima en la Plaza de Armas ofreció un homenaje al Cristo Moreno que estuvo a cargo de Monseñor Adriano Tomasi quien pidió al Señor de los Milagros desde el balcón del Arzobispado de Lima “que haga un milagro de la paz, de justicia, de convivencia fraternal y pacífica en nuestro país, que cesen las divisiones, las huelgas y todas las acciones que nos dividen para que nos reencontremos todos unidos al hijo de Dios que se hizo hombre para salvarnos y sanarnos a todos”, expresó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]