Lima, 21 de octubre de 2008

 
   
 

El Papa alienta la participación en el Encuentro de las Familias de México

El Papa Benedicto XVI alentó la participación en el VI Encuentro Mundial de las Familias que se celebrará del 13 al 18 de enero de 2009 en la Ciudad de México, y que se prevé será multitudinario.

El Papa hizo mención a esta cumbre mundial, que él mismo convocó en Valencia, en el año 2006, al visitar este domingo 19 de octubre el santuario de Pompeya, en el sur de Italia.

Tras recordar que ese mismo domingo eran beatificados en Lisieux (Francia) los padres de santa Teresita del Niño Jesús, Louis Martin y Zélie Guérin, reveló que en sus intenciones de oración hay una que ocupa un lugar particular: “la familia”.

“El papel de la familia es fundamental en la educación de los hijos en un espíritu universal, abierto y responsable hacia el mundo y sus problemas, así como en la formación de las vocaciones a la vida misionera”, subrayó.

El Pontífice subrayó que “de este modo, continuando espiritualmente la peregrinación que muchas familias hicieron hace un mes a este santuario, invocamos la materna protección de la Virgen de Pompeya sobre todos los núcleos familiares del mundo, pensando ya en el VI Encuentro Mundial de las Familias, programado en la Ciudad de México para enero de 2009”.

El encuentro, programado del 13 al 18 de enero de 2009, tiene por lema “La familia formadora en los valores humanos y cristianos”.

El Papa Benedicto XVI no asistirá

El cardenal Ennio Antonelli, presidente del Consejo Pontificio para la Familia, anunció que Benedicto XVI no podrá presidir la celebración por sugerencia de sus médicos, quienes desaconsejaron su estancia en una ciudad cuya altitud es superior a los 2.000 metros de altura.

Según explican los organizadores del encuentro, el Santo Padre está estudiando otras maneras de manifestar su cercanía y entusiasmo por este Encuentro.

Rosario viviente preparatorio

En el marco de la preparación del VI Encuentro Mundial de las Familias, este sábado se llevó a cabo el tradicional Rosario Viviente que organiza la Arquidiócesis de México en el Estadio Azul.

Con una participación de 20 mil personas, el Arzobispo de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, acompañado del Nuncio Apostólico, monseñor Christophe Pierre, y de cinco obispos auxiliares se oró principalmente por las familias.

El Nuncio Apostólico leyó un mensaje del Benedicto XVI y suscrito por el Secretario del Estado Vaticano, cardenal Tarcisio Bertone, en el que recuerda que la Iglesia constituye una sola familia, e invita a los fieles a sumarse al júbilo de este evento internacional que dará inicio en el mes de enero.

Por su parte, el cardenal Norberto Rivera dio un mensaje a los asistentes al rosario viviente, en el que hablo de la importancia de rezar el rosario en familia, “en este mundo que demuestra con sus acciones que se está alejando de Dios, en medio de crisis económicas y leyes que surgen y que pierden todo respeto a la vida humana”.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]