Lima, 26 de octubre de 2008

 
   
 

“Si amas a Dios estando con Cristo, Él te llevará a ese amor al prójimo”

El Cardenal Juan Luis Cipriani presidió, este domingo 26 de octubre, la Santa Misa en la Basílica Catedral de Lima, la cual contó con la presencia de la Ministra de Turismo de Palestina, Dra. Jalud Deibes y del embajador de Palestina en el Perú, Dr. Walid Abdel-Rahim.

El Pastor de Lima señaló que en la Clausura de la XII Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, realizada en el Vaticano este 26 de octubre, el Papa Benedicto XVI nos ha dicho a todos que “la Palabra de Dios es Cristo”.

Indicó que en la Iglesia Católica la Palabra de Dios se lee dentro de la Iglesia con la ayuda del Magisterio y de la tradición. Son tres elementos que están unidos: Sagrada Escritura, Evangelios, Nuevo y Antiguo testamento; Tradición, Palabra de los Padres de la Iglesia y los santos; y Magisterio, enseñanza del Papa.
 
“El Señor es quien nos habla a cada uno y nosotros debemos escuchar y contestar esa Palabra de Cristo. Esto es una tarea personal de cada cristiano, mientras que el sacerdote dentro de la Iglesia hace ese trabajo maravilloso de transmitir la Palabra de Dios”, expresó.

En otro momento de su homilía, el Cardenal Juan Luis Cipriani al referirse al primer mandamiento de la ley de Dios manifestó que debemos amar a Dios con todo nuestro corazón. “Vivamos más unidos a Cristo, por la oración, por los sacramentos; de tal manera que Él, actuando dentro de nosotros, puede ayudarnos a que amemos con todo nuestro corazón”.

También expresó que el segundo mandamiento nos invita a amar al prójimo como a nosotros mismos.

“Si tienes un amor a ti mismo y amas tu honra, justicia, verdad, amor y lealtad, si amas esos valores amarás a tu  prójimo cuando sean sinceros, leales y justos. Pero si contigo mismo eres una persona abusiva, desordenada, que te dominan las pasiones, el odio y la envidia, con ese mismo sistema maltratarás al prójimo”, dijo el Arzobispo de Lima.

Al concluir, el Cardenal Cipriani señaló que difícil es amar al prójimo sin mejorar uno mismo. La condición fundamental para amar a los demás es que cada uno luche por estar más cerca de Cristo. “Los dos mandamientos se unen: Si amas a Dios estando con Cristo, Él te llevará a ese amor al prójimo”.

Concelebró con el Cardenal Juan Luis Cipriani; el Padre Rafael Reátegui Cabrera, párroco de “Nuestra Señora de la Alegría”, Parroquia del distrito de San Borja.
   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]