Lima, 13 de setiembre de 2008

 
   
 

“Jesús que estás en la Cruz: ¿Qué quieres de mí?”

“Jesús te va a responder, ahora o luego, y te va a decir cuando tengas una dificultad y un momento difícil, quiero que todo esto me lo ofrezcas. No lo rechaces, acéptalo, abrázate a esa cruz pequeña”, exhortó el Cardenal Juan Luis Cipriani durante la Santa Misa que celebró en el Monasterio de Santa Catalina de las hermanas Dominicas Contemplativas.

La Santa Misa se llevó a cabo el viernes 12 de septiembre con ocasión de la celebración del 86º aniversario de la fundación de la Hermandad del Señor del Santuario de Santa Catalina.

Durante la homilía, el Arzobispo de Lima recordó las palabras que el Santo Padre Benedicto XVI dijo este viernes 12 en Francia, durante la visita que lleva a cabo con ocasión de la celebración de los 150 años de las apariciones de Nuestra Señora de Lourdes.

“Dice el Papa, que la cruz no es un adorno, ni una joya, es el precioso símbolo de nuestra fe, el signo visible y material de la vinculación a Cristo”, mencionó.

Por ello, el Pastor de Lima exhortó a los miembros de la Hermandad del Señor del Santuario de Santa Catalina a reconocer la sabiduría de la Cruz, presentada en muchos pasajes de las Sagrada Escritura.

“Le digo a la hermandad: les confío la cruz de Cristo, no solamente la devoción y cuidado material, sino la cruz de Cristo en el alma, que nadie se desanime, seamos sinceros, todo tiene arreglo, si quieres”, mencionó.

La Hermandad del Señor del Santuario de Santa Catalina en la Gran Misión de Lima

El Cardenal Cipriani encomendó una tarea puntual a los miembros de la Hermandad, durante la Gran Misión de Lima. “Llevemos a todos los barrios, amigos, hospitales, esa pequeña estampa de la cruz, y expliquemos a los amigos y parientes, o pongamos una pequeña oración detrás. Que ese sea nuestro aporte a la Gran Misión de Lima. Con este pequeño esfuerzo, la hermandad puede hacer una tarea maravillosa”.

Finalmente, agradeció a los miembros de la hermandad por invitarlo siempre; así como a las hermanas Dominicas Contemplativas.

“Les agradezco y le pido al Señor para que los bendiga, ayude y nos enseñe esa sabiduría que es de Él: la sabiduría de la cruz. Para perdonar, estar alegre en la tribulación; esto es algo que está por encima de todo, es un regalo, si es que te atreves a hablar con Él con sinceridad”, culminó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]