Lima, 28 de setiembre de 2008

 
   
 

“Ser discípulos, testigos y misioneros de Cristo ha de ser nuestra pasión en la vida”

Este domingo 28 de septiembre, en la Santa Misa celebrada en la Basílica Catedral, Monseñor Adriano Tomasi, Obispo Auxiliar de Lima rindió un homenaje a Monseñor Antonio San Cristóbal C.M.F. (Claretiano), quien falleció el último miércoles 24 de septiembre en nuestra capital.

Monseñor Adriano Tomasi mencionó que el Padre San Cristóbal dedicó gran parte de su vida a la investigación, educación y publicación de libros de arte virreynal y de la Basílica Catedral con particular dedicación. También fue nombrado por el Cardenal Luis Cipriani Thorne como Canónigo Honorario de la Catedral de Lima en el 2003.

Por otro lado, el Obispo Auxiliar de Lima señaló que no basta con creer y decir que somos cristianos para ser salvos. En todo momento, tenemos que vivir los mandamientos del Señor en comunión con la Iglesia, porque somos parte de un pueblo elegido; y, ser testigos de Cristo con nuestra vida.

“Solo así estaremos en el camino de la vida, aunque vivamos en una sociedad que rechaza al Señor y a su ley santa”, expresó.

Monseñor Adriano Tomasi invitó a todos los fieles a imitar y a seguir a Cristo en nuestra vocación diaria; y ser sus discípulos, testigos y misioneros, ha de ser nuestra pasión en la vida.

“Especialmente, en este tiempo en que nuestros obispos nos llaman a la Gran Misión Continental”, concluyó.

Concelebró con Monseñor Adriano Tomasi; el P. Dante Bruno, de la Comunidad “In Corde Matris (Misioneros Claretianos).

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]