Lima, 3 de abril de 2009

 
   
 

Reconocen virtudes heroicas de religiosa peruana

El viernes 03 de abril, el Papa Benedicto XVI autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos, la promulgación de los decretos de virtudes heroicas, primer paso hacia la santidad, de diez siervos de Dios, entre los cuales se encuentra una religiosa peruana, hija del ex presidente de la República y Alcalde de Lima, Manuel Candamo.

Se trata de la Sierva de Dios Teresa de la Cruz Candamo Álvarez Calderón (1875-1953), fundadora de la Congregación de las Canonesas de la Cruz. También reconoció las virtudes heroicas de otras dos religiosas de origen latinoamericano como la mexicana Manuela de Jesús Arias Espinosa, y la brasileña Dulce Lopes Pontes.

La Sierva de Dios Teresa de la Cruz Candamo Álvarez Calderón nació en Lima en 9 de agosto de 1875 y murió en la capital peruana el 24 de agosto de 1953. Teresa fue educada en un hogar profundamente católico y virtuoso. En 1903 su padre fue elegido Presidente de la República por lo que la vida social discreta que Teresa llevaba anteriormente se volvió mucho más activa, acorde al rango de su familia. A los pocos meses de actividad presidencial el señor Candamo, falleció en Arequipa. Este hecho afectó muchísimo a Teresa y a los suyos.

La Madre Teresa de la Cruz dejó marcada su huella de amor a la Iglesia en las últimas palabras pronunciadas antes de entregar su alma a Dios el 24 de Agosto de 1953: “Por las almas, por mi Congregación, por los Párrocos del Perú y de todo el mundo”.

El 29 de Abril de 1980 se dio apertura al proceso de beatificación de la Sierva de Dios Teresa de la Cruz. La Congregación se extiende actualmente en diversas ciudades del Perú, así como en Argentina, Chile, Venezuela e Italia, buscando en todo la salvación de los hombres.

Pasos hacia la santidad

La Iglesia católica sigue los siguientes pasos para reconocer la santidad de una persona: el primero es venerable siervo de Dios, el segundo beato y el tercero santo. Venerable Siervo de Dios es el título que se da a una persona muerta a la que se reconoce haber vivido las virtudes de manera heroica.

Para que un venerable sea beatificado es necesario que se haya producido un milagro debido a su intercesión y para que sea canonizado (santo) es necesario un segundo milagro. Ese segundo milagro debe ocurrir después de ser proclamado beato.

Otros decretos aprobados por la Santa Sede

Además, del decreto de Virtudes Heroicas de la religiosa peruana, el Papa Benedicto XVI aprobó las virtudes heroicas de Mons. Franz Joseph Rudigier, austriaco, (1811-1884), Obispo de Linz; Johannes Evangelist Wagner, alemán, (1807-1886), sacerdote diocesano, Innocenzo da Caltagirone (en el siglo Giuseppe), italiano, (1589-1655), Ministro general de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos.

Asimismo de: María Inés-Teresa del Santísimo Sacramento Arias Espinosa (en el siglo Manuela de Jesús), mexicana, (1904-1981), fundadora de la Congregación de las Hermanas Misioneras Clarisas del Santísimo Sacramento y de los Misioneros de Cristo para la Iglesia Universal; Marie de la Ferre, religiosa, francesa, (1589/1590-1652), cofundadora del Instituto de las Hijas de San José de La Flèche, actualmente Religiosas Hospitalarias de San José; Teresita del Niño Jesús Pérez de Iriarte Casado (en el siglo Felisa), española, monja profesa de la Orden de Santo Domingo (1904-1954).

Y también de: Dulce Lopes Pontes (en el siglo Maria Rita), brasileña, monja profesa de la Congregación de las Misioneras de la Inmaculada Concepción de la Madre de Dios (1914-1992), conocida como "el ángel bueno" de Brasil; Giacomo Gaglione, italiano, laico (1896-1962) y la vidente de las apariciones de Laus (Francia), aprobadas por la Iglesia en 2008, la Sierva de Dios Benoite Rencurel, laica, de la Tercera Orden de Santo Domingo (1647-1718).

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1. Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]