Lima, 05 de abril de 2009

 
   
 

“Tengamos el coraje de vivir la verdad”

“Que cada uno busque cuál es el personaje de Semana Santa que más se parece a su vida. Cualquier hombre y mujer, de cualquier edad y condición, leyendo despacio y meditando la Pasión del Señor puede ver como un espejo ¿Quién soy yo?”, dijo el Cardenal Juan Luis Cipriani ante miles de fieles que se congregaron en la Basílica Catedral en la Santa Misa por Domingo de Ramos, este 5 de abril.

El Arzobispo de Lima señaló que nos sometemos a la autoridad de la verdad de Jesús. “Tú nos dijiste: “Yo soy la verdad y la verdad no hará libres”. Por eso, tengamos el coraje de vivir la verdad en nuestros hogares, en el trabajo y en nuestro corazón; y, para eso tenemos el don del sacramento de la confesión.

La defensa de la vida: prioridad de la Iglesia Católica

El Cardenal Cipriani mencionó que son tiempos en que la Iglesia tiene una tarea especialmente importante: conservar la vida humana desde su concepción hasta su muerte. “La Iglesia tiene que conservar como un sagrario el intento de la humanidad de asesinar la vida de los no nacidos y de precipitar la muerte de los ancianos”.

“Se habla mucho de los derechos humanos y quién defiende el derecho humano de la criatura más excelsa y más débil, el que no ha nacido y está en el vientre de su madre. Despertemos la conciencia en esta Semana Santa”, añadió.

Semana Santa: afán por la conversión personal

El Pastor de Lima invitó a todos los fieles a vivir esta Semana Santa con un deseo de conversión personal. “Es el momento de llevar a todos al gran sacramento de la Reconciliación”.

“La Iglesia se reconoce por sus santos y no por sus programas políticos y sociales”

El Arzobispo de Lima indicó que en esta Semana Santa debemos acordarnos de lo que nos decía Juan Pablo II: “No tengáis miedo, abrid las puertas de vuestros corazones a Cristo. Abridlas de par en par”; y también de lo que nos dice el Papa Benedicto XVI: “Él no te quita nada, sino te lo da todo”.

Manifestó también que la Iglesia se reconoce por sus santos y no por sus programas políticos y sociales. “Santa Rosa de Lima, San Pedro, el primer Papa; Santo Toribio de Mogrovejo, San Francisco Solano, San Martín de Porres y recientemente Juan Pablo II. Ese es el camino de la Iglesia, la santidad, no el éxito”.

La Santa Misa de Domingo de Ramos se inició en la Parroquia El Sagrario, contigua a la Iglesia Primada y la más antigua de la ciudad, donde el Cardenal Juan Luis Cipriani realizó la bendición de ramos y se conmemoró el momento en el que Jesús ingresó triunfalmente a Jerusalén. Luego, se inició la procesión de palmas hacia la Basílica Catedral donde el Arzobispo de Lima presidió la Eucarística y se proclamó el Evangelio de la Pasión de Jesucristo.

Concelebraron junto al Cardenal Juan Luis Cipriani; el Obispo Auxiliar Electo de Lima, Mons. Raúl Chau Quispe; el Párroco de la Parroquia “El Sagrario”, Monseñor Alberto Maraví Petrozzi y otros sacerdotes de la Arquidiócesis.

Página web sobre Actividades de Semana Santa en Lima

Para más información sobre la Semana Santa en la Arquidiócesis de Lima usted puede ingresar a www.arzobispadodelima.org/semanasanta2009 . El próximo miércoles 08 de abril continuarán celebraciones de Semana Santa con Misa Crismal en la Catedral de Lima a las 10:00 am.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]