Lima, 23 de agosto de 2009

 
   
 

50 aniversario de los Cursillos de Cristiandad en Lima

En la Fiesta de Santa María Reina, el Cardenal Juan Luis Cipriani presidió en la Capilla del Colegio San Agustín, la Santa Misa por las Bodas de Oro de la labor pastoral de los Cursillos de Cristiandad en la Arquidiócesis de Lima, el sábado 22 de agosto.

El Pastor de Lima manifestó que después de haber transcurrido cinco décadas hay que relanzar los Cursillos de Cristiandad con la entrega de cada uno de sus miembros.

“El  Padre Manuel Álvarez a toda hora y en todo momento está en ese esfuerzo. Dios y él quieren de cada uno de ustedes ese nuevo impulso, no solo en números sino de la calidad en los cursillos, en las reuniones y en la formación de sus miembros”, comentó.

De esta manera, señaló que debemos darle a este mundo esa luz, que no es de nuestra inteligencia o sabiduría sino que es de la presencia de Cristo entre nosotros, y que hará que cada uno encienda esa luz en su hogar, en su trabajo y en todos lados.

El Cardenal Cipriani invocó a los cursillistas a formarse bien para así mostrar a Cristo a los demás con su sonrisa, con su dolor, con su amistad y con su testimonio. “Sigan muy unidos, cada uno en su lugar, buscando integrar nuevos miembros y poniéndole corazón a esa eternidad que todos tenemos”.

“Yo me añadiré para que se multiplique este movimiento de los Cursillos de Cristiandad y llegue a más gente como fruto de la entrega de ustedes. Les agradezco su trabajo y fidelidad, a los sacerdotes que los han acompañado en esos años, especialmente, al Padre Manuel”, expresó el Purpurado.

Al concluir, el Arzobispo de Lima pidió -con motivo del Año Sacerdotal- oraciones para que haya más vocaciones sacerdotales y para que los presbíteros y obispos busquen con seriedad la santidad.

Concelebraron con el Cardenal Juan Luis Cipriani; Monseñor Ricardo García, Obispo Prelado de Yauyos; Monseñor Raymundo Revoredo Ruiz, Obispo Prelado Emérito de Juli; Monseñor José Ignacio Alemany, Obispo Emérito de Chachapoyas; el Padre Manuel Álvarez, OP., Asesor Espiritual de los Cursillos de Cristiandad y otros sacerdotes de la Arquidiócesis de Lima.

Terminada la Santa Misa, el Cardenal Juan Luis Cipriani conjuntamente con los obispos y sacerdotes presentes participaron de la ultreya central o encuentro con los miembros de los Cursillos de Cristiandad, donde el Padre Manuel Álvarez recibió un reconocimiento por su labor pastoral durante estos 50 años en este movimiento.
   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]