Lima, 17 de diciembre de 2009

 
   
 

Reflexión sobre la Navidad en el PAD

El Cardenal Juan Luis Cipriani saludó por Navidad a más de 500 exalumnos de la Escuela de Dirección de la Universidad de Piura (PAD), congregados durante la conferencia que dirigió en dicha Casa de Estudios con sede en Surco, el último miércoles 16.

El Arzobispo de Lima exhortó a los asistentes a tener un corazón vigilante, cuyos sentimientos, pensamientos y acciones estén atentos a la relación con el Niño Dios que nace en esta Navidad.

“Pídele a Dios: “dame humildad, buen humor, fortaleza y paciencia”. Siembra optimismo. No hay motivos más que para querer a la gente. Trasciende un poquito más. Esa vigilancia quiere decir disponibilidad para escuchar. Ese corazón vigilante requiere de paciencia y fortaleza. Procura no dejar que tu alma se cierre”, mencionó.

Animó a todos los exalumnos a movilizarse y a realizar acciones concretas en Navidad a favor de los menos favorecidos. “¿Qué más puedo hacer yo por llevarles esa luz de esperanza a estas personas? Descubre la belleza del mensaje de Dios en tu vida. Tiene una enorme capacidad de felicidad, ¡descúbrela!, Dios es felicidad”, señaló.

Mirada puesta en el pesebre

Asimismo, recordó el valor de la humildad que Dios nos enseña con su nacimiento, y animó a los miembros del PAD a compartir y practicar esa sencillez de Jesús.

“Acepta que Dios mira tu trabajo, tu familia, tus hijos, tu alma, tus pensamientos, siente que Dios te contempla. La señal de Dios es que Él se hace pequeño para que tú creas; su poder es la debilidad, la precariedad, la pobreza, la soledad de un niño en un pesebre”.

“Ese Dios Todopoderoso inaugura una manera de reinar que no tiene nada que ver con la grandiosidad y el poderío. Viene inerme, necesita ayuda (es un niño), no quiere abrumarte con la fuerza. La sencillez del Niño reclama tu cuidado. Deja que ese niño entre en tu vida. Lo más efímero: una sonrisa, un apretón de manos, saludar a aquél amigo, acompañar a aquél enfermo, o levantarse temprano cada día, esa pequeñez adquiere la calidad que la dignidad humana reclama”, prosiguió.

Defensa del no nacido

El Pastor de Lima también recordó que el Nacimiento del Niño Dios nos permite reflexionar en la necesidad prioritaria de defender la vida del no nacido.

“Todo niño tiene el destello y la luz de la cercanía de Dios, y el niño no nacido lo refleja mucho más. Por eso, es una vergüenza que la preocupación del Señor Ministro de Salud sea cómo eliminar niños no nacidos con trucos jurídicos, y que el país se calle con miedo, ¡qué vergüenza! Recuerdo a cada uno de nuestros padres con absoluta veneración, nos salvaron del asesinato que hoy sí se produce. Es una señal del grado de degradación en que está la sociedad”, lamentó.

El Ing. Miguel Ferré Trenzano, Director General del PAD, hizo la presentación del Cardenal Cipriani, ante los más de 500 exalumnos y familiares, quienes acudieron a la tradicional ceremonia, que como cada diciembre, el Arzobispo de Lima comparte con la familia del PAD, en vísperas de la Navidad.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]