Lima, 19 de diciembre de 2009

 
   
 

Bendición de Santuario Mirador Virgen del Rosario en Manchay

El Cardenal Juan Luis Cipriani presidió la ceremonia de bendición del Santuario Mirador e Imagen Monumental de la Virgen del Rosario, patrona de Manchay. Este es un regalo que ofrece la comunidad de Manchay al Cardenal Cipriani por el X aniversario del inicio de su labor pastoral en Lima. Al acto acudió el Ministro Enrique Cornejo y se efectuó el último viernes 18 de diciembre.

El Santuario Mirador e Imagen Monumental de la Virgen de Rosario es una construcción de dos niveles, que preside la imagen de la Virgen del Rosario de más de 14 metros de alto. La imagen cuenta con un pedestal de 6 metros de alto y un Rosario que cuelga de manos de la Virgen de más de 6 metros.

Cabe destacar que esta obra fue construida con el aporte del Arzobispado de Lima y de los mismos pobladores de Manchay, quienes a través del trabajo comunal desplegado en forma voluntaria por más de 400 a 500 personas los fines de semana, también contribuyeron en la construcción de esta monumental obra que se puede observar camino a Cieneguilla desde La Molina y Pachacamac.

Proteger a los niños

Durante el rito de bendición de la monumental imagen, el Pastor de Lima agradeció a toda la comunidad de Manchay por el esfuerzo que hacen por mejorar su calidad de vida y por el amor que demuestran a la Virgen María en la advocación de Nuestra Señora del Rosario.

“Agradezco a todos ustedes y de manera especial al Padre José Chuquillanqui. Siempre he encontrado aquí a gente colaborando y dando lo mejor de sí con esfuerzo”, comentó el Arzobispo de Lima.

En vísperas de la Navidad, el Cardenal Cipriani pidió a la comunidad de Manchay a proteger de manera especial a los niños, sobre todo a los no nacidos. “Mamás, cuiden a sus hijos. En cada uno de los niños, nosotros vemos al niño Dios. Por eso cuando se toca a un niño, incluido a un niño por nacer, la Iglesia levanta la voz y dice ¡No! Porque en ese niño vemos al Niño Dios y en esa madre, vemos a la madre de Dios”, exhortó.

Por su parte, el Padre José Chuquillanqui, párroco del Espíritu Santo de Manchay recordó que esta obra es un regalo que la comunidad de Manchay ofrece con cariño al Pastor de Lima, quien desde que asumió su ministerio episcopal en la arquidiócesis hace diez años, ha tenido un cariño y cuidado personal especial con la comunidad manchayna.

“Qué mejor obsequio a usted de parte de los manchaynos. Aquí hemos rezado tantas veces pidiendo agua, electrificación y mejor calidad de vida y comprometiéndonos a hacer de Manchay un pueblo con dignidad”, señaló.

Asimismo anunció que en el primer nivel del mirador se construirá la biblioteca de Manchay con más de cuatro mil libros donados por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones; así como salones de reuniones y el primer cinema de Manchay.

A su turno, el Ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, resaltó que Manchay es un ejemplo de esfuerzo para el Perú. En ese sentido, se comprometió implementar un corredor vial para facilitar la comunicación terrestre en Manchay. “Manchay es el ejemplo del Perú, un ejemplo extraordinario de cómo hay que enfrentar a la vida con dignidad buscando el crecimiento y la justicia social”.
   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]