Lima, 20 de diciembre de 2009

 
   
 

“Apuesta por la fe”

“En esta Navidad, Jesús no quiere sacrificios, regalos, ofrecimientos y deseos, sino que nos comprometamos a obedecer su voluntad”, expresó el Cardenal Juan Luis Cipriani, durante la Santa Misa que celebró en la Basílica Catedral de Lima, en el IV Domingo de Adviento, el 20 de diciembre.

“Jesucristo quiere nuestra propia vida y no cosas; y, nos ofrece que Él es el Salvador, que está con nosotros y tiene la respuesta a todas nuestras preocupaciones”, añadió el Arzobispo de Lima.

El Cardenal Cipriani señaló que la venida de Jesús es la Palabra, los mandamientos y los sacramentos.

“Apuesta por la fe”, exhortó  a los fieles.

Pidió también leer la Palabra de Dios, examinarnos cada día cómo vivimos los mandamientos y frecuentar con más posibilidades la Confesión y la Eucaristía.

El Arzobispo de Lima también expresó que Dios se manifiesta al mundo a través de María.

“En nuestra vida si queremos creer en la salvación, en la Palabra de Dios y en los mandamientos, te invito a ser muy amigo de la Madre de Dios”, agregó.

El Cardenal Cipriani sugirió leer en la Palabra de Dios los pasajes de la vida de María, rezar los misterios de Rosario meditando lo que decimos y pensamos; y, acudir a Nuestra Madre cuando nos parezca difícil seguir a Jesús.

Del mismo modo, mencionó que en San José encontramos el ejemplo de obediencia, fortaleza, serenidad y alegría.

Al concluir, el Pastor de Lima indicó que en estos días de Navidad, los nacimientos con las imágenes del niño Jesús, la Virgen María y San José deben llevarnos a un gran acto de fe, en el cual creamos que Jesús es el único Redentor del hombre y el único Salvador.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1 Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]