Lima, 12 de enero de 2009

 
   
 

“Los grandes dones de Dios están en el mundo interior”

El Cardenal Juan Luis Cipriani clausuró la visita Pastoral en la parroquia Inmaculado Corazón, en La Molina, con una santa Misa en la que animó a los miembros de la comunidad a no quedarse dormidos y ser testigos vivos de Cristo en el mundo, el domingo 11 de enero, fiesta del Bautismo del Señor.

Durante su homilía, el Arzobispo de Lima saludó de manera especial a los misioneros del Sagrado Corazón y de Santa María de Guadalupe, sacerdotes encargados de la atención pastoral de los fieles de esta comunidad parroquial.

El Pastor de Lima animó a los fieles a convencerse de la importancia de la vida interior, posición contraria a la que el mundo moderno nos ofrece. “El mundo de hoy solo cree en lo que ve, en lo que toca, en lo que aprovecha. Sin embargo, los grandes dones de Dios están en el mundo interior. El amor de Dios entra a tu interior y si no sabemos construir la casa interior con la oración, la catequesis, la fe y los sacramentos somos puramente materialistas y Dios quiere que esa gran dignidad que está dentro de cada uno de nosotros se construya, se cuide y se eduque”, afirmó.

Por ello, les recordó la importancia de predicar con el ejemplo de vida nuestra realidad de hijos de Dios y testigos vivos de Cristo. “Estamos en la Gran Misión de Lima, cada uno de ustedes en su barrio, en su fábrica, en su familia, en su universidad, donde se encuentren sean una luz encendida. ¡Predica con el ejemplo!”, animó.

Finalmente, el Cardenal Cipriani exhortó a los fieles a bautizar a sus hijos desde pequeñitos, porque es una muestra del cariño y el cuidado que le tenemos por su vida espiritual.

“El bautismo hay que recibirlo cuanto antes. Si no quieres bautizar a tus hijos porque no son concientes de lo que hacen, entonces yo le diría a la mamá: no le des de tomar leche hasta que no sea conciente de qué es lo que está tomando, lo matarías ¿no es cierto? No le preguntamos al niño si quiere tomar leche o si se quiere lavar, lo cuidamos porque queremos lo mejor para él. Del mismo modo, la Iglesia nos dice que nazca como hijo de Dios. Papás recuerden ese deber grave de bautizar a los niños y de educarlos en la fe.”, culminó.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]