Lima, 02 de febrero de 2009

 
   
 

“Es el monasterio el que ilumina al mundo”

En la Fiesta de la Presentación del Señor, el Cardenal Juan Luis Cipriani presidió el lunes 2 de febrero una Santa Misa en la Basílica Catedral con la presencia de decenas de religiosas de vida contemplativa de la Arquidiócesis de Lima.

El Pastor de Lima pidió a las religiosas ampliar su visión de la vocación. “El Señor quiere algo mucho más allá de cada una, bendecir la Iglesia, hacerla fructificar y fortalecerla con esa presencia de la vida contemplativa”.

“Cuanto más ruido, más silencio; cuanto más materialismo, más espiritualidad; cuanto más dificultades en la vida diaria, una fraternidad entusiasmante, generosa y delicada”, añadió.

En ese sentido, el Cardenal Cipriani afirmó que en los monasterios, tantas veces, se guardan los tesoros de la Iglesia: la vida de oración, el amor a la Eucaristía, el canto, los hábitos, la obediencia y la santa pureza.

“Cuando en esos vaivenes de la vida pública se pasa por esas dificultades y aparentemente se menosprecian algunos valores de la vida de la Iglesia; volvemos al monasterio para buscarlos, encontrarlos y recordarlos”.

Asimismo, el Arzobispo de Lima invocó a las religiosas a ver con una visión más amplia, más universal y con más fe.

“Ustedes están llamadas a custodiar esos tesoros; por eso, es el monasterio el que ilumina al mundo, no es el mundo el que ilumina al monasterio. No tiene que actualizarse el monasterio, sino el mundo que se aleja de Dios”.

El Cardenal Cipriani también les pidió a las religiosas vivir con alegría. “La alegría de saber que la Iglesia las necesita en esta contemplación y oración, en la fe y presencia de la eternidad”.

“Tengan esa devoción de renovar con frecuencia esa entrega o esos votos que hicieron algún día, así como recordar esas palabras que por primera vez pronunciaron para renovarlas con ilusión”.

Finalmente, el Pastor de Lima invocó al Virgen Santísima que las llene de alegría, que las lleve a Jesús y las purifique.

“Pido que recen también por los pastores, en primer lugar, por el Santo Padre, y de manera especial, por los dos nuevos obispos auxiliares de Lima para que con la oración de todos seamos fieles y sigamos luchando en la vida para luego poder participar de esta Iglesia triunfal”, concluyó.

Entre las instituciones religiosas que participaron de la Santa Misa estuvieron: Agustinas, Carmelitas, Clarisas, Clarisas Capuchinas, Concepcionistas, Dominicas, Trinitarias y del Buen Pastor, entre otras.

Concelebraron con el Cardenal Juan Luis Cipriani; el Obispo Auxiliar de Lima, Monseñor Adriano Tomasi y el Vicario Episcopal para la vida religiosa de la Arquidiócesis, Padre Alfonso Gibu.

   
 

Sala de Prensa
Plaza Mayor s/n. Lima. Tlf. 427-1217
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]