Lima, 08 de febrero de 2009

 
   
 

“Hay que seguir sembrando el bien, ¡ánimo!”

El Cardenal Juan Luis Cipriani animó a los padres de familia, profesores, autoridades del país, obispos y sacerdotes a “despertar y cumplir la misión que el Espíritu Santo nos ha encomendado”, en la Santa Misa celebrada el V domingo del tiempo ordinario, el 08 de febrero.

Durante su homilía, el Pastor de Lima reconoció con profundo pesar cómo quienes conducen el mundo en los temas económicos y de desarrollo o quienes ilusionan al mundo a través de las noticias, pareciera que solo se dedican a sembrar nubes oscuras “como si hubiera una campaña para deprimir a la humanidad”, señaló.

Por ello, animó a los fieles a embarcarse en la misión de ser portadores del Espíritu Santo en el mundo. “Despertemos conciencias, encendamos las luces para que el mundo no sea tan oscuro. Sé un mensajero del Espíritu Santo y verás que esta primavera de la Iglesia está en marcha. Hay que seguir sembrando el bien, ¡ánimo!”, exhortó.

“¿Cómo aprovechas tu tiempo?”

El Arzobispo de Lima también exhortó a los fieles a emplear al máximo el tiempo que el Espíritu Santo nos regala, recordando que en nuestra vida terrenal nos jugamos la eternidad.

“Recuerda que la vida es un soplo y este mundo está muy engreído, cree que lo puede todo, cada uno tiene su verdad, nadie reconoce que hay un Dios que nos ama. Por eso, vale la pena encender la luz de una vida eterna, que ya empezó aquí en tu vida (terrenal), esa vida que tienes, es eterna, para la felicidad o el castigo”, recordó.

“En la Gran Misión de Lima ayuda en el colegio y el barrio. No te dejes deprimir por esa ola de pesimismo pagano, El Espíritu Santo no se va a callar, es una misión muy bonita. Que el Espíritu Santo tenga más espacio en tu vida, escúchalo”, culminó.

   
 

Sala de Prensa
Jr. Chancay Nº 282. Lima 1. Tlf. 203-7736
prensa@arzobispadodelima.org

   
 

[Notas del Arzobispado de Lima] [Homilías del Cardenal Cipriani]
[El Santo Padre] [Archivo Arzobispal] [Notas sobre el Legado Riva Agüero]